Métodos adecuados para la enseñanza de idiomas

María Matilde · 7 abril, 2019
Conoce cuáles son los métodos más adecuados para la enseñanza de idiomas en este artículo.

Un idioma es la lengua propia de un pueblo o de una nación y hace referencia a un sistema de signos que permite que una comunidad humana pueda comunicarse de forma verbal o gestual. Debemos diferenciar entre una lengua materna, que es la propia del país en el que uno ha nacido, de aquellas otras lenguas extranjeras que se pueden aprender a lo largo de la vida.

El aprendizaje de otro idioma o lengua implica poder, entonces, conocer y apropiarse, en cierta medida, de su sistema de signos, de sus reglas y de  funcionamiento.

Si tenemos en cuenta que un método supone un procedimiento específico y concreto para poder conseguir algo, desde el punto de vista de la enseñanza, señalaremos los aspectos más relevantes de cada método y distinguiremos los métodos más adecuados para la enseñanza de idiomas y, por tanto, el aprendizaje de una lengua extranjera.

Métodos adecuados para la enseñanza de idiomas

Método GT

El método más antiguo para enseñar un idioma, y quizás el más ortodoxo, es el que en ocasiones se denomina Método GT. Esto es así porque se trata de un método principalmente centrado en la gramática y en la traducción de textos y de frases de una lengua a otra.

Este método otorga especial atención a las reglas y estructuras gramaticales que existen entre una frase en un idioma y en otro, poniendo el énfasis en las equivalencias sobre la consideración de patrones gramaticales universales. Esto implica el aprendizaje de memoria de miles de palabras y de normas, y oraciones sacadas de contexto.Métodos adecuados para la enseñanza de idiomas.

Método Directo

A finales del siglo XIX surge otro método denominado Método Directo. Este centra su foco en  la comunicación verbal, independientemente de la especificidad gramatical de las frases utilizadas, intentando que quien aprende pueda hacerse entender aun cuando las estructuras gramaticales no sean las más adecuadas.

En este método la gramática es intuida, e insiste en ir eliminando errores hasta que uno pueda explicarse estableciendo relaciones adecuadas entre la palabra extranjera y las situaciones a las que denomina o hace referencia; de ahí su nombre “directo”.

Método Audio-Lingual

Por su parte, el método denominado Audio-Lingual tiene bastantes coincidencias con el anterior, ya que se da prioridad a la lengua hablada insistiendo en la expresión oral y en la audición, solo que en este caso se utiliza la repetición de palabras, frases y diálogos como estrategia de enseñanza.

Métodos más adecuados para la enseñanza de idiomas

A lo largo del tiempo se han desarrollado y utilizado distintos métodos para enseñar un idioma extranjero, y si bien no podemos hablar de un método único como el mejor, probablemente algunos sean más adecuados que otros.

Es el caso del Método Comunicativo que, más que un método, es considerado un enfoque a partir del que el aprendizaje de otras lenguas se considera un proceso cuyo objetivo es más bien funcional que estructural. Es decir, lo más importante es el propósito de comunicación, no solo el mero hecho de aprender la gramática de una lengua extranjera.

El método comunicativo, considerando los aspectos principales de cada uno de los anteriores, pone su interés en la necesidad práctica del aprendizaje de otra lengua, y en la permanente interacción comunicativa y contextualizada como condición para conseguir el uso de un idioma extranjero.

A nivel de la organización de la enseñanza, utilizar el método comunicativo implica la planificación de actividades enfocadas a situaciones problemáticas en las que el aprendizaje y adquisición de las reglas gramaticales quedan relegadas a un segundo plano,  sin desestimar su interiorización, pero siempre en función del objetivo comunicativo.Métodos adecuados para la enseñanza de idiomas.

Estas situaciones problemáticas hacen referencia a distintos escenarios a los que una persona se enfrenta en su vida cotidiana, como el trabajo, en aeropuertos y en viajes, para poder hacer compras de todo tipo, para poder pedir auxilio en situaciones de riesgo, y en las que se debe poder ser capaz de ir progresivamente desenvolviéndose a partir del uso de otro idioma.

Lo importante es la comunicación en los métodos para la enseñanza de idiomas

Debemos remarcar que cualquier método seleccionado para enseñar una lengua extranjera será adecuado si tenemos en cuenta las particularidades de quien aprende y sus necesidades concretas  de aprendizaje, a partir de lo cual, los educadores deben poder ser flexibles en la elección de los métodos e incluso combinar aspectos relevantes de cada uno de ellos.

Tanto la repetición, la memorización, como el conocimiento de las reglas gramaticales, pueden ser estrategias válidas para aprender otra lengua, pero deben estar al servicio de la resolución y la toma de decisiones en situaciones problemáticas planteadas como actividades propias del método comunicativo, cuyo objetivo es que las personas aprendan a hacerse entender y puedan comunicarse en otros idiomas.