Masajes para aliviar los cólicos del lactante: paso a paso

Si tu bebé sufre de cólicos del lactante, te contamos cómo aliviarlos con masajes. Lee el paso a paso y disfruta de los resultados.
Masajes para aliviar los cólicos del lactante: paso a paso
Maria Elisa Lisotti Luppi

Escrito y verificado por la fisioterapeuta Maria Elisa Lisotti Luppi el 08 septiembre, 2021.

Última actualización: 08 septiembre, 2021

Las técnicas de masajes para los cólicos del lactante son sencillas y cualquier padre las puede realizar en el hogar. El alivio que llega a través de las manos ayuda al bebé a relajarse. ¿Quieres saber cómo realizarlos?

¿Qué son los cólicos del lactante?

Antes de empezar, es importante saber diferenciar si tu hijo está sufriendo de cólicos del lactante o tiene alguna otra molestia. Por ejemplo, alguna necesidad insatisfecha como hambre, sueño o si su pañal necesita ser cambiado.

Los cólicos del lactante se definen como crisis de llanto más de 3 horas al día, durante al menos 3 días y que persisten más de 3 semanas.

A continuación, te compartimos algunas características que los distinguen de otros tipos de llanto:

  • Se desencadenan de forma abrupta y sin causa aparente.
  • El bebé se encuentra tan irritable que es difícil consolarlo.
  • El tono de su llanto es más alto y más intenso de lo habitual.
  • Contrae sus músculos con más intensidad. Por ejemplo, cierran los puños o sus brazos hacia el abdomen.
  • Al cabo de unos minutos u horas, se resuelve de manera espontánea.

Estos episodios se dan con mayor frecuencia entre las primeras dos semanas de vida y los 4 meses de edad y los motivos no están científicamente aclarados.

Bebé llorando porque tiene muchos gases.

¿Cómo ayudar a un bebé con cólicos?

Si tu hijo padece de cólicos del lactante, puedes probar algunas estrategias para ayudarlo en casa.

Es importante que sepas que durante el momento más agudo de la crisis, debes intentar mantener la calma. Ellos perciben con mucha claridad las emociones de sus padres y si tú te encuentras tranquila, es más fácil transmitírselo a tu bebé.

Mientras llora, tu hijo necesita tu contención, tu serenidad y tu acompañamiento.

Una vez que la crisis de llanto cede y el bebé está más receptivo, puedes aplicarle algunos masajes en su abdomen, su cadera y sus piernas. De esta forma, lo ayudas a eliminar los gases que pueden haber ingresado a su intestino durante la crisis.

Masajes paso a paso

Los masajes para aliviar los cólicos del lactante pueden ser aplicados por la madre o el padre, a partir de una hora después de alimentarse. A continuación, te detallamos el paso a paso para realizarlos:

Prepara el espacio

Busca un lugar cómodo donde sentarte y recuesta a tu bebé sobre tu falda o sobre una superficie acolchonada. La temperatura del espacio debe ser cálida, con una luz tenue. Si te agrada, puedes poner de fondo alguna música relajante y algún difusor aromático.

Dispone los elementos necesarios

Antes que nada lávate las manos, ya que son el elemento principal para el masaje. Tus uñas deben estar lo suficientemente cortas como para no lastimar al bebé.

Busca un medio de deslizamiento, como el aceite de almendras o una crema apta para bebés. Es recomendable que coloques una toalla o alguna tela impermeable debajo del niño, ya que puede relajar sus esfínteres durante el masaje.

Prepara a tu bebé

Háblale, explícale que es lo que van a hacer y para qué. Aunque aún no se exprese con palabras, tu hijo se dispondrá mejor a la experiencia si se lo anticipas. Además puedes pedirle permiso para quitarle su ropa y su pañal, para empezar a inculcarle el respeto por su cuerpo.

Una vez que tu bebé esté listo, ubícalo sobre tu falda o la superficie preparada para esto.

Comienza con los masajes para cólicos

La sesión de masajes es un momento óptimo para disfrutar de la conexión y el acercamiento con tu hijo. Es una manera de acceder a una comunicación no verbal, a través del contacto físico.

Para empezar, prueba con estas sencillas técnicas para ayudar a aliviar los cólicos:

  1. Comienza con un rozamiento suave: el primer contacto debe ser lento, superficial, similar a una caricia. Es la manera de avisarle al cuerpo del bebé que va a recibir un masaje. Con la palma de la mano o de los dedos (si el bebé es muy pequeño) recorre el abdomen de tu hijo. Aprovecha para distribuir el aceite o la crema y generar mayor calor en la zona a trabajar.
  2. Luego unos masajes lineales: trabaja sobre la superficie delimitada entre las costillas y el pubis del bebé. Con 2 o 3 dedos puedes deslizarte hacia abajo, alternando entre una y otra mano.
  3. Procede con masajes circulares alrededor del ombligo: en el sentido de las agujas del reloj, aplica una suave presión mientras masajeas.
  4. Simula un vaciamiento del abdomen: con la palma de una mano ejerce una suave presión desde las costillas hacia el pubis. Alterna el mismo movimiento con la otra mano.
  5. Moviliza las piernas, simulando el movimiento de la bicicleta: lleva una rodilla del bebé hacia su pecho y luego la otra.
  6. Finaliza con un baño templado: luego del masaje, completa la relajación con un baño. El simple hecho de flotar en el agua templada le brinda una enorme calma.
Madre haciendo masaje a su hijo para ayudar al bebé a expulsar los gases.

Algunas sugerencias

Finalmente, te sugerimos chequear la técnica de lactancia para evitar la acumulación de gases que puedan incomodar a tu bebé. Además, ofrécele contacto físico a tu bebé siempre que lo necesite.

Una forma de hacerlo es a través del porteo seguro y ergonómico. También, favorece las posturas mas verticales u oblicuas, para que el bebé pueda mantener las piernas y la cadera algo flexionadas sobre su abdomen.

Implementa rutinas familiares, tanto para la alimentación, el baño y el descanso. Esto le ayuda al pequeño a familiarizarse con el ritmo del hogar y a disminuir su estado de alerta. Así mismo, mejora su descanso.

Los masajes son muy útiles, pero deben ser practicados de la manera correcta: con movimientos delicados, presiones suaves y proporcionadas al tamaño del bebe. Si no te sientes segura para hacerlo, puedes acudir a un especialista en masajes, como un fisioterapeuta infantil.

Te podría interesar...
Tipos de masajes para bebés (y sus beneficios)
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Tipos de masajes para bebés (y sus beneficios)

Los masajes para bebés ofrecen beneficios tanto físicos como emocionales. Pueden aplicarse para favorecer la relajación o para evacuar gases.



  • Sommermeyer H, Krauss H, Chęcińska-Maciejewska Z, Pszczola M, Piątek J. Infantile Colic-The Perspective of German and Polish Pediatricians in 2020. Int J Environ Res Public Health. 2020;17(19):7011. Published 2020 Sep 25. doi:10.3390/ijerph17197011. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7579643/
  • Hernández Hernández A. ¿Qué hacemos con el cólico del lactante? Pediatría Integral 2017, 21(17):20-21. Disponible en: http://pehsu.org/wp/wp-content/uploads/31CongresoSEPEAP.pdf#page=20
  • Castillo Ramírez, Marisol, and Katy Vargas Durán. Efectividad del masaje en el área abdominal para la reducción de los cólicos del lactante. Enfermería Actual de Costa Rica 32 (2017): 79-89. Disponible en: https://www.scielo.sa.cr/scielo.php?pid=S1409-45682017000100079&script=sci_abstract&tlng=es
  • Fustero Albero, Marta, and Ana Carmen Josefina Coarasa Liron De Robles. Masaje abdominal en los cólicos del lactante: Estudio de resultados.
  • Villán Sáenz, Francisco. Tratamiento del cólico del lactante. Terapia manual craneal. 2019.
  • Santivañez Ayala, Yvanna Luz. INTERVENCIONES NO FARMACOLÓGICAS EFICACES PARA EL ALIVIO DEL CÓLICO DEL LACTANTE. 2018.
  • Navarro Cabrera, Candelaria Jacqueline. Eficacia de una intervención educativa para fomentar el método madre canguro en cólico del lactante. 2017.
  • Manteiga Urbón, Jose Luis. Eficacia de las técnicas craneales de fisioterapia manual en el cólico del lactante: un proyecto de investigación. 2019.