La mejor música para dormir a tu bebé

Francisco María García · 16 septiembre, 2017

La música nos estimula y los bebés no escapan a dicha realidad. Hoy en día sabemos que algunas canciones y estilos musicales pueden ayudarnos en el aprendizaje. También influyen en los procesos cerebrales y el manejo del estrés. De igual modo, la elección de la música para dormir a tu hijo te ayudará cuando quieras que concilie el sueño y se relaje.

Tradicionalmente la música ha sido utilizada para dormir a los pequeños de la casa. De hecho, antes algunas madres tenían la costumbre de inventar canciones de cuna especiales para dormir a sus pequeños.

Los recursos tecnológicos de hoy en día nos permiten musicalizar la hora de descanso de nuestros pequeños. Y además hacerlo de una forma mucho más efectiva. A continuación, una guía para escoger la mejor música para dormir a tu bebé.

¿Por qué la música ayuda a dormir a los bebés?

Se ha comprobado científicamente que la música tiene la capacidad de recrear estados de ánimo favorables y apacibles en niños y adultos. Hay tonos y secuencias armónicas que nos ayudan a liberar tensiones. Esto crea condiciones favorables para el sueño.

La música para niños estimula su sentido del oído

Añadido a esto, ciertos géneros musicales logran mejorar la concentración de las personas en el estudio y trabajo. Y como todos sabemos, para dormir se necesita tener ciertos niveles de concentración, quietud y sensación de bienestar.

Hay que tener cuidado con el tipo de música que escuchamos, teniendo siempre en cuenta el efecto que deseamos. No es lo mismo escuchar jazz o música clásica, que heavy metal o música electrónica bailable.

La música para dormir a tu bebé debe ser tranquila y armónica

Lo dicho anteriormente nos da una idea de cuál es la mejor música para dormir a tu bebé. En principio, las tonalidades seleccionadas deben evocar paz, quietud y representar un ambiente de armonía y tranquilidad.

Los ritmos, tempos y armonías a la hora de dormir deben ser simples, suaves e incluso algo lentos. Esto descarta estilos como el rock, metal, ritmos tropicales rápidos como la salsa o el merengue y demás canciones con percusiones rápidas e imponentes.

Existen muchos motivos por los que a los bebés les cuesta dormir. Si el pequeño concentra su atención en cierta armonía musical, esto podría ayudarlo a conciliar el sueño.

Escuchar música antes de dormir ayuda a relajarse y desestresarse

Música clásica, la opción por excelencia

La música clásica tiene el poder de mejorar los procesos cognitivos de adultos y niños. A esta disposición se le conoce como el efecto Mozart. Este estilo posee las condiciones apropiadas para que nuestros niños duerman con facilidad.

A este tipo de música se le asocian melodías ricas y complejas que pueden ser apreciadas en medio de un acompañamiento moderado. Las percusiones de orquestas no suelen ser marcadas o estridentes, lo cual es clave a la hora de dormir.

La ausencia de líricas puede contribuir aún más al sueño, debido a que el bebé se concentra en apreciar las armonías.

El jazz: suavidad y complejidad en una misma tonada

El jazz es un estilo musical rico en cambios armónicos, improvisación y estructuras musicales complejas. Al igual que en la música clásica, el acompañamiento en este estilo es bastante suave.

Además, el jazz se caracteriza por mantener todos los sonidos en su sitio, sin necesidad de mayores distorsiones. Sus elementos de sonido son bastante minimalistas, centrando su gran dificultad en la ejecución y la improvisación.

Al escucharlo, los bebés se concentrarán fijamente en la melodía y los cambios armónicos. Así se crearán las condiciones para quedarse dormidos sin muchas dificultades.

El bossa nova tiene voces relajantes que evocan tranquilidad

El bossa nova se caracteriza por su suavidad, delicadeza y la abundancia de sonidos placenteros. Con él se consigue propiciar estados de relajación profundos en quien lo escucha.

En este género musical, las voces se utilizan como un elemento dedicado a la búsqueda de la serenidad mental.

Existen propuestas comerciales dedicadas a la reinterpretación de canciones conocidas y clásicos bajo el suave ritmo del bossa nova.

Para ayudar a tu hijo a que se duerma es necesario encontrar la música para dormir que más se adecue a sus gustos

Música de relajación

Quizás no exista una música para dormir a tu bebé más idónea que esta. Hablamos de composiciones enfocadas a generar estados de tranquilidad mental en las personas sin distinción de edad.

Otra ventaja es que existe una gran gama de opciones para escoger: ambiental, hindú, con mantras, asiática, etc. Algunos títulos nos indican incluso qué tipos de sensaciones podemos estimular con las grabaciones: concentración, paz, reflexión, meditación, etc.

La buena noticia es que existen muchos estilos musicales para dormir a tu bebé con facilidad. Lo único que debes hacer es probar las diferentes propuestas hasta encontrar la preferida de tu hijo.