La lactancia materna y los trastornos de conducta

Eva 29 agosto, 2016

La lactancia materna exclusiva reduce los riesgos de trastornos de conducta en los niños. Así lo afirma un estudio reciente publicado en la revista PLoS Medicine. La investigación involucró a más de 1.500 niños, de los cuales 900 participaron en un estudio de alimentación infantil temprana.

Aunque investigaciones previas han demostrado los múltiples beneficios de la lactancia materna exclusiva para la salud de la primera infancia, los beneficios a largo plazo para el desarrollo del niño no han quedado aún claros. Este nuevo estudio sugiere que una mayor duración de la lactancia materna exclusiva se asocia con un menor número de trastornos de conducta en la infancia tardía.

Recomendación sobre lactancia materna

La Organización Mundial de la Salud recomienda la lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses de vida, así como mantener la lactancia hasta los dos años combinándola con la introducción alimentos sólidos para complementar la alimentación.

La leche materna proporciona lactantes todos los nutrientes que necesitan para crecer. Además, contiene anticuerpos que ayudan a proteger a los bebés de enfermedades infantiles, como la diarrea y la neumonía .

Según la OMS, los adolescentes y los adultos que fueron amamantados cuando eran bebés con leche materna son menos propensos a ser obesos o a padecer diabetes tipo 2. Además, son más propensos a obtener mejores resultados en las pruebas que evalúan la inteligencia. Sin embargo, la OMS señala que menos del 40 por ciento de los bebés menores de 6 meses son alimentados con leche materna en exclusiva.

madre amamantando a su bebe

Reducción de los problemas de conducta

Según el estudio, el 56 por ciento de los niños alimentación con leche materna exclusivamente son menos propensos a tener trastornos de conducta entre los 7 y los 11 años, en comparación con los que solo fueron alimentados con leche maternas durante menos de un mes.

Los investigadores apuntan que los trastornos de conducta en la infancia pueden conducir a comportamientos agresivos o perturbadores, que interfieren con las relaciones de aprendizaje y con sus compañeros, lo que puede dar lugar a una baja autoestima y a otros problemas de comportamiento.

También señalan que los trastornos de conducta que se inician en la infancia y persisten hasta la adolescencia se asocian con un aumento de los comportamientos antisociales (y potencialmente violentos o criminales), mala salud mental a largo plazo y bajo rendimiento académico en la edad adulta.

Otros factores que afectan el bienestar del niño

Más allá de la lactancia materna, el estudio también examinó otra  serie de otros factores que contribuyeron a la salud general del niño y el bienestar. Por ejemplo, los investigadores encontraron que la enseñanza preescolar asistir y el coeficiencia intelectual de la madre eran determinantes importantes del desarrollo cognitivo del niño.

Concretamente, los niños que recibieron educación preescolar durante al menos 1 año fueron un 74 por ciento más propensos a tener una mayor función ejecutiva. Los investigadores señalan que la función ejecutiva influye tanto en el éxito educativo como en el éxito social. Además, los niños que fueron estimulados en su casa a través del juego eran un 36 por ciento más propensos a tener puntuaciones más altas en la función ejecutiva.

mamá amantando a niño de seis meses

Algunas consideraciones sobre la lactancia materna exclusiva

La lactancia materna debe iniciarse dentro la primera hora tras el nacimiento del bebé  y debe ser a demanda, sin horarios ni restricciones. Además, la madre, así con la familia, debe recibir asesoramiento y apoyo para mantener las prácticas óptimas de lactancia, así como información sobre los beneficios para ella y su bebé de mantener la lactancia materna.

Es necesario que la madre se conciencie de que la lactancia materna es una de las maneras más eficaces para garantizar la salud y la supervivencia infantil. La lactancia materna es la forma más sana de alimentar al bebé. Cualquier cantidad de la lactancia materna tiene un efecto positivo, pero cuanto más tiempo se amamante, más larga será la protección  y mayores serán los beneficios.

Sin embargo, aunque la lactancia materna es una función natural del cuerpo, se necesita práctica y paciencia, porque puede llegar a ser frustrante debido a multitud de complicaciones físicas e influencias sociales.

Además, los estudios  han encontrado que la lactancia prolongada está vinculada a una inteligencia superior, a una permanencia en los estudios más duradera y a mayores ganancias en la edad adulta.

 

Te puede gustar