La donación del cordón umbilical puede salvar vidas

Adrianazul · 16 agosto, 2017

La donación del cordón umbilical puede salvar la vida del bebé que acaba de nacer en cualquier momento, pero además puede salvar la de varios familiares y miles de personas en el mundo.

Hasta hace pocos años cuando un bebé nacía, la placenta y el cordón umbilical se tiraban. Pero ahora se sabe que esos tejidos, sobre todo el cordón, están llenos de células madres.

Las células madre son muy especiales, pues presentan características distintas al resto de las células que componen nuestro organismo, entre ellas: tienen la capacidad de dar lugar a distintos tipos celulares.

También son la fuente regeneradora de los tejidos u órganos del organismo; son células no especializadas o lo que es lo mismo, indiferenciadas; son autorrenovables, es decir, se pueden multiplicar.

Donar sangre del cordón umbilical es un procedimiento indoloro

cordón 2

Cuando el bebé nace y antes de que el vientre expulse la placenta, es el momento ideal para extraer la mayor cantidad de células madre en la vida de cualquier ser humano; no es la única oportunidad pues nuestro cuerpo tiene este tipo de células dentro de su organismo; pero es la mejor ocasión para hacerlo.

Del cordón umbilical se obtienen células madre y sin que tengan infecciones, sin que actúe otro agente sobre el cuerpo. Estas son células tan puras como el bebé que acaba de nacer.

Donar sangre del cordón umbilical es un proceso indoloro. Este se realiza inmediatamente después de que nazca el bebé.

Justo cuando nace se le corta el cordón umbilical y en seguida el médico ginecoobstretra canaliza la vena umbilical y extrae la sangre de allí. Solo una vez en la vida existe la posibilidad de extraer una cantidad tan grande de células madre.

Estas células madre de la sangre de cordón umbilical pueden ser beneficiosas si se trasplantan a otros pacientes cuya médula ósea esté enferma. El trasplante a terceros permite producir nuevas células sanguíneas sanas, imprescindibles para la vida.

¿Por qué se debe donar sangre del cordón umbilical?

Las células madre del cordón umbilical pueden ayudar a sanar enfermedades degenerativas. Se aplican desde hace muchos años en enfermedades hematológicas como leucemia.

De hecho, en Estados Unidos y varios países de Europa, que son pioneros investigativos,  recientemente se está tratando de regenerar tejidos intestinales, entre otros órganos.

Son muchas las personas que se pueden beneficiar de la donación del cordón umbilical. Justo por esto, funcionan desde hace años en todos los países desarrollados los llamados Registros de Donantes Voluntarios de Médula Ósea. Estos registros disponen de los datos de todas las personas de ese país que desean ser donantes de médula ósea.

Además, son los que realizan las búsquedas de un donante compatible para los pacientes que  lo necesiten.

En España, según explica un artículo de la Asociación Española de Pediatría (Aesped), el registro es el REDMO (Registro Español de Donantes de Médula Ósea) creado por la Fundación Carreras en 1991 y que dispone de un Acuerdo con la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) y el Ministerio de Sanidad y Política Social desde 1994.

La sangre del cordón umbilical será empleada para la realización de un transplante a cualquier paciente anónimo del mundo que lo precise, sin otra preferencia que la compatibilidad más idónea.

cordón 3

Los datos referentes a la sangre del cordón serán incluidos de forma codificada en la base de datos del banco y remitidos al REDMO. Estos datos serán tratados de forma confidencial.

Lo más increíble de los milagros es que ocurren”.

-Chesterton, Gilbert Keith-

Y lo mejor es que gracias a este tipo de bancos de células madre, cualquier paciente del planeta tiene hoy en día a su disposición las más de 200.000 unidades de sangre de cordón almacenadas en el mundo, de allí deriva la importancia de donar el cordón umbilical.

Una vez localizada la unidad de sangre de cordón compatible, es enviada a España para ser transplantada. Esto implica que ni el paciente ni el donante se ven en la necesidad  de tener que viajar.

El procedimiento es el mismo a nivel internacional. De hecho, unidades de sangre de cordón españolas han sido utilizadas para transplantar a pacientes en EEUU, Australia y otros países europeos.

Igualmente, muchos españoles han donado médula ósea que sirvieron para mejorar la salud de pacientes extranjeros. Lo importante de estas iniciativas es colaborar con ellas para poder ayudar a salvar vidas.