Infecciones por adenovirus en bebés y niños: lo que debes saber

El adenovirus es un agente infeccioso bastante común en la infancia. Según el tipo, puede dar lugar a patologías diversas. Te contamos todo lo que debes saber acerca de él. ¡No te lo pierdas!
Infecciones por adenovirus en bebés y niños: lo que debes saber
Leidy Mora Molina

Escrito y verificado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Última actualización: 14 mayo, 2022

Las infecciones por adenovirus son comunes en toda la población y en general, provocan cuadros leves y autolimitado. Sin embargo, en los bebés y en los niños las infecciones que producen pueden ser más agresivas y afectar distintos sistemas del organismo.

Conoce a continuación qué enfermedades provocan estos virus y cómo prevenirlas. 

¿Qué son los adenovirus y como se transmiten?

Los adenovirus son los integrantes de una gran familia viral llamada Adenoviridae. Al momento se han identificado al menos 57 subespecies (o serotipos) capaces de afectar a los humanos, los cuales se clasifican en 7 especies que van de la A a la G. Cada una de ellas se asocia a un tipo de infección distinta:

  • A: afectan al sistema gastrointestinal y causan gastroenteritis.
  • B: infectan el sistema respiratorio y el aparato ocular. Causan cuadros catarrales, neumonías y conjuntivitis.
  • D: tienen predilección por el aparato ocular y son causa de brotes de conjuntivitis.
  • E: afectan el sistema respiratorio y ocular.
  • Serogrupos F y G: provocan infecciones gastrointestinales.

Una de las principales características de las infecciones causadas por adenovirus es que tienden a ser autolimitadas, es decir, que ceden al cabo unos días sin un tratamiento específico.

Ciertamente, las infecciones por adenovirus pueden afectar a personas de cualquier edad, pero son más comunes durante la infancia, especialmente en los niños menores de 5 años.

Por lo general, las infecciones por adenovirus en niños son frecuentes, de curso corto y leves. Aun así, existen casos de infecciones de curso más severo e incluso mortales.

Según un estudio publicado este año, que recolectó datos clínicos de algunos niños hospitalizados a causa de infecciones por adenovirus entre el 2005 y el 2020, determinó que el 5 % de los mismos requirieron cuidados intensivos y que el 49 % de estos eran previamente sanos. Si bien se reportaron algunas muertes por esta causa, todos los niños fallecidos tenían alguna patología de base.

Mitos y realidades acerca de la gripe infantil.
Los adenovirus son una causa frecuente de enfermedades infantiles. Provocan infecciones en distintos sistemas del organismo y son bastante contagiosos.

Vías de transmisión del adenovirus

Los adenovirus son virus muy contagiosos, que se transmiten por contacto directo de persona a persona de dos maneras: a través de la inhalación de gotitas respiratorias infectadas o por contacto con alguna superficie contaminada. De esta forma, su transmisión puede ocurrir por aire, por agua y por la vía fecal-oral.

La familia Adenoviridae tiene una distribución mundial y puede causar brotes y epidemias en cualquier época del año.

En los niños, este virus es fácilmente transmisible, ya que los pequeños se llevan objetos a la boca con frecuencia y su lavado de manos suele ser deficiente. Por esta razón, los colegios y las guarderías suelen ser los epicentros de los brotes.

Síntomas típicos de las infecciones por adenovirus en bebés y niños

En la mayoría de las personas que gozan de buena salud, las infecciones por adenovirus son asintomáticas o de curso leve. En cambio, en los bebés y en los niños, que carecen de memoria inmunitaria por su corta edad, la infección suele ser un poco más importante.

El período de incubación del adenovirus va desde los 2 días hasta las 2 semanas y luego de este lapso, da inicio a la etapa sintomática. A continuación, te detallamos las manifestaciones más características de cada tipo de infección.

Síntomas generales

  • Fiebre.
  • Dolor de cabeza.
  • Fatiga.
  • Ganglios inflamados en el cuello, en las axilas, en el abdomen o en la ingle.

Síntomas de infección respiratoria

  • Dolor de garganta.
  • Congestión nasal.
  • Tos.
  • Dificultad para respirar (por ejemplo, en los casos de neumonía).

Síntomas gastrointestinales

Síntomas del tracto urinario

  • Aumento de la frecuencia de micciones.
  • Ardor y dolor al orinar.
  • Presencia de sangre en la orina (en los casos de cistitis hemorrágica).

Conjuntivitis

  • Edema en los párpados.
  • Globo ocular rojo e irritado.
  • Picor o sensación de arenilla en los ojos al parpadear.
  • Secreciones amarillentas que emanan de los lagrimales.

Diagnóstico de las infecciones por adenovirus

El diagnóstico del adenovirus lo realiza el pediatra a través de la exploración física y la evaluación de la sintomatología que el niño presente.

Si el especialista lo considera necesario, puede indicar algunas pruebas para aislar el virus, como un hisopado nasal o el análisis de secreciones oculares, respiratorias, heces u orina.

En la mayoría de los casos, las pruebas complementarias no son necesarias, pues el cuadro clínico remite por sí solo al cabo de unos días. En general, se reservan para los casos de infección grave que requiere hospitalización.

Niña en el pediatra con problemas respiratorios.
El diagnóstico de las infecciones por adenovirus es clínico. Es decir, requieren de un detallado examen físico y una buena anamnesis del cuadro del niño.

¿Cómo se tratan las infecciones por adenovirus en bebés y niños?

Al tratarse de infecciones virales, no existe un tratamiento curativo y lo habitual es que los niños se recuperen solos. De cualquier manera, en caso de indicarse un tratamiento, este estará destinado a calmar la sintomatología de la infección y no a erradicar la causa.

¿Pueden los adenovirus causar hepatitis?

En el último tiempo, el adenovirus F41 ha ganado gran popularidad, debido a que existen ciertas hipótesis que lo relacionan con el brote actual de hepatitis infantil.

Al respecto cabe destacar que este subtipo se asocia a las enfermedades gastrointestinales. Y bajo ciertos contextos, como las enfermedades previas o la edad del niño, pueden causar cuadros más graves, como una hepatitis.

Los expertos creen que un nuevo subtipo de adenovirus más agresivo o el mismo F41 podría estar atacando a los niños, cuyo sistema inmunitario ha quedado “debilitado” luego del confinamiento por el SARS-COV2.

Ciertamente, antes de aseverar esta hipótesis es necesario esperar por los resultados de estudios más concluyentes al respecto.

¿Se pueden prevenir las infecciones por adenovirus?

Tal como mencionamos al principio, los adenovirus son microorganismos de fácil transmisión, pero sus infecciones pueden prevenirse con algunas medidas higiénicas:

  • Evitar el contacto con niños infectados.
  • Enseñar, supervisar e incentivar al niño a realizar un correcto lavado de manos.
  • Asear diariamente las superficies que el pequeño toca, como pisos, mesas y juguetes.
  • Evitar que el niño comparta objetos personales con otros pequeños, como termos, vasos, toallas o cepillos dentales.
  • Enseñar a los niños a toser y a estornudar en el pliegue interno del codo o utilizando pañuelos de papel.
  • Ofrecer solo agua potable y alimentos bien lavados.

Aunque las infecciones por adenovirus suelen ser leves, si es importante prestarle atención a la sintomatología que presentan los pequeños durante una infección y consultarle al pediatra cualquier duda que surja.

Te podría interesar...
Brote de hepatitis infantil: todo lo que se sabe
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Brote de hepatitis infantil: todo lo que se sabe

Un nuevo brote de hepatitis infantil de origen desconocido mantiene a las autoridades sanitarias en alerta. Conoce las últimas novedades.