¿Tus hijos reclaman constantemente tu atención? ¿Cómo actuar y a qué se debe?

Por más atención que les brindemos a los hijos existen límites que los pequeños deben comprender cuanto antes para mejorar su inteligencia emocional.
¿Tus hijos reclaman constantemente tu atención? ¿Cómo actuar y a qué se debe?

Última actualización: 05 agosto, 2022

Los papás somos la mejor audiencia de nuestros hijos, ya que sabemos apreciar cada uno de los logros que alcanzan en el día a día. No obstante, aunque es necesario brindarles constantemente tu atención a los niños para mejorar su seguridad, su autoestima y su confianza, ¿qué puede hacerse con aquellos pequeños que siempre quieren ser el centro de las luces?

“¡Mamá, mira cómo bailo!”, “¡papá, soy capaz de correr a toda velocidad!”, “¡miren la voltereta que aprendí a hacer!”, “¡mami, presta atención a mi dibujo!”. Frases muy comunes que los hijos expresan para demandar el cuidado de sus padres, pero que pueden llegar a ser muy estresantes y abrumadoras cuando se dicen en todo momento.



Cuando tus hijos reclamen constantemente tu atención escúchalos

En algunas ocasiones puede ser muy irritante cuando los niños o adolescentes buscan llamar nuestra atención a toda costa, sin importarles que no sea el momento más adecuado. No obstante, es necesario llegar a la raíz del problema para comprender por qué se están comportando de dicha manera. ¿Es un comportamiento habitual o es algo que hace recientemente?

Si notas que tu hijo o hija suele utilizar los berrinches como una estrategia para que centres tu atención en ellos es momento de empezar a corregirlos con amor.

Dentro una crianza positiva basada en el respeto, el amor y el diálogo es fundamental escuchar a los niños cuando demandan nuestra atención. Esto es necesario para que puedan desarrollar su autoestima y sepan que pueden contar con el apoyo incondicional de sus padres. Además, fomenta el sentido de pertenencia y mejora el vínculo familiar.

Estos llamados de atención pueden manifestarse de diversas maneras. Por ejemplo, a través de invitaciones a jugar; cuando nos llaman para contarnos sobre su día o cuando desean que dejemos de hacer lo que estamos haciendo para enfocarnos en ellos. Actitudes que suelen ser muy comunes durante la infancia.

3 consejos para que los niños aprendan de inteligencia emocional

Durante sus primeros años de vida es muy común que los hijos busquen aceptación o llamen la atención de sus padres para mostrarles sus pequeños logros. Algo que por lo general cambia a medida que pasa el tiempo. Sin embargo, existen algunos pequeños a los que les gusta acaparar todas las miradas sin importar lo que eso conlleve y es necesario hacer algo al respecto.

1. Enseña a esperar con paciencia

Los niños no comprenden muy bien la noción del tiempo y casi siempre desean que se cumplan sus deseos en el menor tiempo posible. Y, aunque como padres queramos satisfacer todas sus necesidades cuanto antes, en algunas ocasiones se hace imposible prestarles especial atención debido a problemas laborales o situaciones familiares.

La demanda de atención a través del chantaje emocional, las rabietas o los gritos no lleva a ningún lugar. Solo demuestra que los niños deben aprender a controlar sus emociones.

Por este motivo, es indispensable enseñarles a los niños mediante el ejemplo y la disciplina positiva a mantener la calma y saber esperar. Hablarles acerca de manejar sus emociones de manera inteligente para no herirse a ellos mismos o a los demás. Que no siempre podrán recibir la atención que desean y deben ser pacientes para no irrespetar a los papás mediante gritos y berrinches.

2. Fomenta la autonomía desde la infancia

Cuando apoyamos a los hijos desde el amor y el respeto y les damos las herramientas para que aprendan a realizar labores acordes a su edad, fomentamos de manera natural la autonomía. De esta manera los pequeños mejoran su autoestima y su confianza, ya que saben que sus padres confían en sus habilidades y les brindan su amor.

Esto es de gran ayuda para que los niños comiencen a tomar decisiones propias y no esperen la aprobación de sus papás para cosas mínimas. Por ejemplo, elegir su propia ropa, el libro que desean observar o los colores con los que quieren pintar su dibujo. Pero has de recordarles que cuando lo sientan necesario, siempre pueden pedir ayuda.

3. Promueve la empatía y establece límites

Es algo habitual que muchos niños interrumpan a los mayores cuando están hablando, se pongan a gritar para demandar la atención de sus padres o exijan sus deseos sin importar qué tan ocupada esté su madre. Pero el hecho de que desafortunadamente sean actitudes habituales no significa bajo ningún contexto que sean aceptables.

Los límites existen para que los niños aprendan a respetarse a sí mismos y a los demás. Al tener empatía por los sentimientos de todas las personas para evitar malentendidos. Nuestros hijos deben saber que no pueden ponerse a gritar para exigir atención, sino aprender a decir las cosas de manera amable y saber aceptar un no como respuesta.



Ayuda mediante el diálogo a los pequeños que reclaman constantemente tu atención

El enfado y la frustración son sentimientos recurrentes en los niños que reclaman mucho la atención de sus padres. Sin embargo, educar a través del ejemplo y la comunicación positiva es el primer paso para que comprendan sus errores y aprendan cómo corregirlos.

Los hijos necesitan del amor y de la compañía de sus padres para mejorar como personas y sentirse validados por su entorno. Así que procura estar siempre a su lado cuando lo necesitan y no perder la calma cuando los niños exigen tu atención en momentos de tensión.

Te podría interesar...
Qué hacer si tu hijo reclama mucho tu atención
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Qué hacer si tu hijo reclama mucho tu atención

Los niños reclaman tu atención constante, pero es necesario aprender a diferenciar los tipos de atención para mejorar su conducta.