Frases motivadoras para nuestros hijos

Macarena · 2 octubre, 2015
Una de las formas más sencillas en las que se puede contribuir al correcto desarrollo de la salud emocional de los niños es a través de las frases motivadoras. 

Las frases motivadoras son una herramienta que tenemos a nuestra disposición para promover el buen desarrollo emocional de nuestros hijos. ¿Por qué? Porque constituyen en sí un estimulo positivo que inspira a los niños a perseguir sus metas, a la vez que reforzamos conductas que resultan beneficiosas para ellos.

Los niños deben ser estimulados emocionalmente. A pesar de que muchos presentan una seguridad excepcional, no dejan de estar sujetos a la opinión social. Todo niño se siente juzgado y observado, por tanto, es necesario que sepamos orientarlos y ayudarlos a superar las dificultades.

¿Qué es la motivación?

La motivación no es otra cosa que el énfasis que se realiza para lograr una satisfacción; es decir, la motivación es aquello que nos impulsa a realizar una acción determinada para obtener algo que se desea. Por ejemplo, cuando un niño desea que un dibujo suyo quede bonito, procurará hacer todo lo posible para lograrlo. Su motivación, evidentemente es que el dibujo quede bonito y las acciones que emplea, son el medio para conseguirlo.

Tipos de motivación

  1. Motivación intrínseca.  No se busca una recompensa externa, la acción se emprende por cuenta propia. Por ejemplo,si un niño realiza un dibujo bonito simplemente porque así lo quiere, se trata de motivación intrínseca, porque el estímulo surgió desde ”adentro”, desde sí mismo.
  2. Motivación extrínseca. Se busca una recompensa externa, la acción se emprende a partir de un estímulo externo. Por ejemplo, si un niño participa en una carrera y sus padres o amigos lo animan para que llegue a la meta, su motivación será infundada desde este estímulo externo.

Las frases motivadoras: motivación extrínseca

Las palabras de ánimo tienen un gran efecto en los seres humanos, sobre todo, en la infancia. Ayudan en su desarrollo y su formación, y, además, les transmiten la confianza suficiente para emprender nuevos retos. De hecho, la mayoría de los expertos señalan al “te quiero” como una de las frases motivadoras más potentes.

La motivación es una guía que ilumina el camino hacia el autodescubrimiento, infunde valor y positivismo. Gracias a ello, es posible encontrar la felicidad una y otra vez. ¿Cómo se puede evidenciar esto? Pues bien, con tan solo prestar un poco de atención, podremos ver que no hay mejor resultado que aquel realizado por alguien que se siente motivado.

Nina feliz sonriendo y enseñando los dientes

Un niño motivado podrá conseguir aquello que se proponga, tendrá fortaleza y esto le ayudará a avanzar. En este sentido, los padres son los encargados de motivar a sus hijos no solo para que tomen decisiones y las lleven a cabo con responsabilidad, sino de proporcionarles el estímulo necesario para mantener vivo su interés, su energía y buena disposición para hacer las cosas. De esta forma, se les demuestra confianza en sus cualidades y habilidades.

Por otra parte, es importante saber que el concepto de motivación se relaciona estrechamente con términos tales como voluntad e interés.

Interés

De acuerdo a W.A Kelly (1982) el interés puede ser tanto nato como adquirido. El interés nato es aquel valor que poseen los objetos de por sí, y que atraen la atención. Mientras que, el interés adquirido es aquel que se deriva de la relación de un objeto con otro sobre el que ya existía un interés. De esta forma, se puede afirmar que, si existe interés, el grado de atención será mayor.

El interés es una fuente primaria y fundamental de motivación. Este ha sido definido como el sentimiento agradable (o desagradable) producido por una idea u objeto con el poder de captar y mantener la atención.

–W. A Kelly–

Voluntad

Según la doctora Rosa Vera García (2015), la voluntad es un acto por el que tenemos dominio de nuestras pulsiones, emociones y deseos. Se trata de la facultad psíquica que tiene el individuo para elegir entre realizar o no un determinado acto.

Frases motivadoras y positivas

Para poner en práctica todo lo anteriormente expuesto, a continuación te presentamos las frases motivadoras que empoderarán a tus hijos y, por ende, puedan lograr lo que se propongan. Descubrirás que, a pesar de que seguramente ya conocías estas frases, no habías notado el alcance de su poder. Veamos:

Sobre su identidad

  • Te quiero.
  • Vales mucho.
  • ¡Cuánto has progresado!
  • Tienes muchas cualidades positivas.
  • Estar contigo me hace muy feliz.
  • Tú eres tú y eso es genial. Siéntete orgulloso de ser como eres.
  • Compararse no es sano. Cada quien tiene sus talentos y lo más bonito es poder compartirlos.
    • ¡Qué aburrido sería si fuésemos todos iguales!
  • Confía en ti mismo

Para fomentar la comunicación

  • Dime cuál es tu opinión. Me interesa escucharla.
    • No comparto tu opinión, pero agradezco que me lo digas.
  • Me gusta que me preguntes cosas.
  • ¿Qué te gustaría hacer?

El efecto de las frases motivadoras es positivos para todos.

Por su iniciativa

  • Me gusta cómo piensas.
  • Confío en tu talento. ¡Tú puedes!
  • Inténtalo, no importa si fallas o no. Todos nos equivocamos.
    • El error es la mejor forma de aprender.
    • Si te equivocas, vuelve a intentarlo. Te resultará más fácil.
    • Seguro que encuentras una mejor solución.
  • Costó pero, después de tanto esfuerzo, lo has logrado. ¡Felicitaciones!
  • Estoy orgulloso de ti.
  • ¡Vas a llegar muy lejos!

En torno a su capacidad

  • ¡Es fantástico!
  • Es difícil pero lo estás haciendo muy bien.
    • Te está saliendo estupendo, continúa así.
  • Mientras te guste lo que haces, verás cómo todo fluye.
  • Si quieres, puedes mejorarlo aún más. Sigue practicando y lo lograrás.
  • Estoy convencida de que puedes dar todavía mucho más de ti.

Después de colaboración por su parte

  • Tómate tu tiempo para hacerlo.
  • Sé que es un gran esfuerzo, por eso te lo agradezco aún más.
  • Muchas gracias por tu ayuda.
  • Ha sido muy importante para mí lo que has hecho.

Estas son algunas de las frases motivadoras que pueden ayudarte a fortalecer el vínculo con tu hijo. A través de ellas, se sentirá más seguro de sí mismo y animado. Recuerda que es muy importante educar de una forma asertiva y positiva.