¿Es más fácil el segundo embarazo?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Nelton Ramos el 29 diciembre, 2018
Mervis Romero · 29 diciembre, 2018
¿Es más fácil el segundo embarazo?, ¿se presentan los mismos síntomas? Si tienes estas inquietudes, en esta entrada verás lo que te espera en cada etapa de gestación.

Es normal que tras la espera de otro hijo te surjan muchas dudas. Piensas si será más fácil el segundo embarazo o si será igual al de tu primer hijo. Quizás quieres descartar que se repitan determinadas circunstancias de la gestación anterior sobre todo si fue difícil y tuviste complicaciones.

4 razones por la que es más fácil el segundo embarazo

La gestación es distinta y única en cada mujer. No obstante, el segundo embarazo tiene sus peculiaridades, por la que se hace más sencillo.

el-segundo-embarazo

1. Parto más fácil y rápido

Por lo general, las mujeres que dan a luz por segunda vez tienen a su favor una serie de ventajas fisiológicas.

El parto suele ser más fácil, menos doloroso y tarda poco tiempo. De hecho, las contracciones son más eficientes, por lo que no ameritan inducir el parto, o el uso de oxitocina para acelerarlas. Además, el útero es más elástico y dilata más rápido.

Por otro lado, los huesos pélvicos son más flexibles, lo que facilita al bebé atravesar el canal del parto. La vagina también es más flexible y, por consiguiente, es más sencillo que lo expulses. En la mayoría de los casos no hace falta realizar la episiotomía o el corte en la vagina.

Cabe destacar que en el segundo embarazo la pérdida de sangre es menor. Por lo tanto se minimiza el riesgo de complicaciones como anemia posterior.

2. La barriga se nota antes en la segunda gestación

En esta etapa vas a notar que tu barriga crece más rápido que la primera vez. La razón es que los músculos de tu abdomen se han distendido y se adaptan rápidamente al crecimiento del feto. En la mayoría de los casos se puede notar desde las 12 semanas.

3. Estás más preparada

La experiencia adquirida en la gestación anterior permite tener más tranquilidad y seguridad. En consecuencia, puedes cuidar mejor los detalles del embarazo como asistir regularmente al obstetra, reconocer más rápido los síntomas y malestares.

Otra razón por la que el segundo embarazo es más fácil es que la madre está más dispuesta a seguir las instrucciones de su matrona o ginecólogo. También, a la hora de dar a luz puedes ejercer mayor control sobre el ritmo respiratorio. Lo que te ayuda a ahorrar energía y tener fuerzas cuando la requieras.

4. Mejor control de la diabetes gestacional y preeclampsia

Si en tu primer parto sufriste diabetes gestacional o preeclampsia es posible que vuelva a ocurrir en el segundo. No obstante, por la experiencia anterior sabes a qué especialista acudir, el tratamiento y la dieta que debes seguir.

¿Qué ocurre en el segundo embarazo?

Los síntomas varían considerablemente, pues el bebé es otro y el estado físico de la madre ha cambiado. Tiene más ocupaciones, más edad, madurez y experiencia. Por tal razón, la percepción del estado de gravidez es diferente.

En consecuencia, muchas mujeres sienten más fatiga y cansancio en la segunda gestación. Esto se debe mayormente al hecho de que ya tienen un hijo que cuidar, sobre todo si todavía es pequeño. Esto le suele dejar poco tiempo para relajarse y descansar.

Disminuye la depresión posparto

Generalmente en el segundo embarazo se desvanece el temor de cómo van a cuidar al recién nacido, lo que minimiza el riesgo de sufrir las consecuencias psicológicas del período del nacimiento o depresión posparto.

diferencias-entre-el-primer-y-el-segundo-embarazo

Menos peso

Aunque la barriga comienza a notarse antes que en el segundo embarazo, la mujer gana menos peso que en el primero. Sin embargo, esto no afecta al feto sino todo lo contrario: el bebé por lo general nace con mayor peso que su hermano primogénito.

Cuidados para el segundo embarazo

Debes cuidarte de la misma manera que con el primero. Acude a todas las consultas prenatales para un buen control de tus signos vitales y el desarrollo del feto. Es indispensable mantener una alimentación equilibrada y saludable con los nutrientes requeridos para ti y el bebé. Además, no olvides realizar ejercicios físico de forma regular recomendados para embarazadas.