El eneagrama infantil: una técnica para conocer cómo es tu hijo

El eneagrama infantil es una herramienta de conocimiento, pero que no debe tomarse como una verdad absoluta, sino como orientadora.
El eneagrama infantil: una técnica para conocer cómo es tu hijo
Maria Fátima Seppi Vinuales

Escrito y verificado por la psicóloga Maria Fátima Seppi Vinuales.

Última actualización: 09 septiembre, 2022

La personalidad, entre otros factores, hace que dos niños criados en un mismo ambiente y por los mismos padres sean diferentes. Entonces, ¿cómo saber qué es lo que necesita cada uno? ¿Cómo acompañar su crecimiento? Sigue leyendo para conocer qué es el eneagrama infantil y cómo esto te puede ayudar a conocer mejor a tu hijo.

Hoy en día, muchos progenitores emplean esta herramienta para desarrollar las estrategias más adecuadas para acompañar el desarrollo y el aprendizaje de sus pequeños, según sus características y necesidades. Si quieres conocer las ventajas de incorporar esta técnica a tu crianza, no te pierdas la siguiente información.

Qué es el eneagrama infantil

El eneagrama infantil plantea la existencia de tres tipos de cerebros, cada uno de los cuales contiene 3 subtipos de personalidades o eneatipos. Conócelos a continuación y determina cuál es el de tu hijo.

Eneatipos emocionales

Son aquellos que se caracterizan por “poner el corazón antes que todo” y se trata de personas que se manejan con gran empatía y sensibilidad. A su vez, existen 3 subtipos:

  1. Los que buscan ser amados. Son quienes siempre están orientados hacia los demás e incluso, muchas veces se olvidan de sí mismos. Buscan el afecto y, por lo tanto, son cariñosos, cercanos y amables.
  2. Exitosos y triunfadores. Ponen en primer lugar la imagen que proyectan en los demás. Esto los lleva a olvidarse muchas veces quiénes son, ya que se ajustan a aquello que desean mostrar. Son tenaces, productivos y muy sociables.
  3. Sensibles y sufridos. Son muy vulnerables y susceptibles a la crítica. Al mismo tiempo, quieren ser especiales, por lo que resultan creativos para destacarse.
Los niños sensibles son vulnerables y sufridos, pero también demuestran gran empatía. En el eneagrama infantil están categorizados dentro de los eneatipos emocionales.

Eneatipos racionales

A diferencia de los eneatipos emocionales, los racionales son los que se dejan guiar por la cabeza, es decir, por el pensamiento. Te compartimos los subtipos:

  1. Observadores. Suelen ser más introvertidos, prefieren estar solos o en interacciones reducidas, de uno a uno. Son silenciosos y les gusta mantener cierta distancia. A veces tienen dificultades para expresar sus emociones.
  2. Inseguros y dubitativos. Son quienes le dan más vueltas a un asunto, ya que necesitan sentirse seguros antes de proceder. Por eso mismo, a veces se muestran muy nerviosos. Es muy importante reforzar su autoestima y hacerles saber que son capaces de lograr sus cometidos.
  3. Enérgicos y entusiastas. Son aquellos niños que están siempre en movimiento. No dejan de hacer cosas porque quieren disfrutar al máximo. Son extrovertidos y muy sociables. A veces, también pueden tener dificultades para concentrarse.

Eneatipos instintivos

Son más bien impulsivos e instintivos y dentro de este grupo tenemos tres perfiles:

  1. Perfeccionistas. Tienen una doble cara: por un lado, se esfuerzan mucho por alcanzar aquello que desean, pero al mismo tiempo son inflexibles y rígidos. Suelen ser exigentes y, a veces, un poco autoritarios. Este apego por las normas y por su cumplimiento les quita cierta espontaneidad y frescura para disfrutar de los logros.
  2. Los que quieren tener el control. Son autoritarios y poderosos. Se caracterizan por proteger a quienes consideran como más débiles y son amantes de lo justo. En ocasiones, pueden resultar vengativos, por lo cual es bueno enseñarles acerca de la autocompasión. Con sus personas de confianza son leales y tienen una entrega absoluta.
  3. Conciliadores y pacificadores. No se sienten cómodos con el conflicto. Ellos ofrecen ayuda a los otros, lo cual es su “talón de Aquiles”. Hay que enseñarles a poner límites, ya que a veces pueden exagerar en su generosidad.



Claves a tener en cuenta sobre el eneagrama infantil

Como toda herramienta, el eneagrama infantil brinda información acerca de las fortalezas y las debilidades de cada tipo de personalidad. De allí que, al conocerlos, podemos elegir las mejores estrategias para potenciar el desarrollo de cada infante. Sin embargo, es importante tener en cuenta que esta evaluación no agota en sí misma las múltiples facetas y matices que puede tener esa persona.

Asimismo, también se debe considerar que la influencia de la crianza y de los estilos parentales también resulta decisiva en el desarrollo de la personalidad de los menores. Al respecto, siempre es conveniente repensar las propias actuaciones.



La forma de crianza tiene mucha influencia en el desarrollo de la personalidad de los niños, por lo que es clave prestar atención a nuestros actos y ser un buen ejemplo para ellos.

Bueno y malo, todo es relativo

Por último, es muy importante matizar la utilidad del eneagrama y los datos que aporta. Toda la información que se obtiene a partir de aplicar cualquier técnica siempre debe leerse a la luz del contexto y entender que este tiene un rol fundamental en la vida de cualquier persona.

Por otro lado, hay que evitar acomodarse en los tipos y subtipos para no cometer el error de creer que “ya está todo dicho” y que nada se puede cambiar. La información tiene como objetivo ayudarnos a comprender y a acompañar mejor nuestras acciones, en lugar de funcionar como un ultimátum.

Finalmente, hay que considerar el factor situacional de ciertos atributos o comportamientos. Por ejemplo, sentir miedo puede ser de enorme utilidad en un contexto, como estar alertas en el mar si no sabemos nadar. Pero puede perjudicarnos en otro, como cuando nos bloquea durante una competencia. Es decir, que una cualidad puede ser funcional o disfuncional, según el momento. Por ese motivo, se trata de encontrar cómo hacer uso de la información que tenemos sobre nosotros mismos e invitarnos a superarnos.

En definitiva, el desarrollo de la personalidad es mucho más que una serie de características, es un ida y vuelta en donde lo individual converge con lo colectivo y con el contexto.

Te podría interesar...
Cómo construir una personalidad sana en los niños
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Cómo construir una personalidad sana en los niños

Para poder construir una personalidad sana en lo niños, es importante que se trabaje la autoestima desde que son pequeño. ¿Cómo conseguirlo?



  • Valdivia Salas, Sonsoles Luciano Soriano, María Carmen Gómez Becerra, Inmaculada. Consideraciones sobre el desarrollo de la personalidad desde un marco funcional-contextual (2002). International journal of psychology and psychological therapy Vol. 2 Núm. 2 Pág. 173-197
  • Núñez G., C., & Serpa B., A. (2015). Aproximaciones a los tipos de personalidad según el Eneagrama. PsiqueMag4(1), 45–57. https://doi.org/10.18050/psiquemag.v4i1.113