El método ROPA

Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Elena Sanz Martín
21 junio, 2019
El método ROPA es una técnica de reproducción asistida que permite a las parejas de mujeres compartir la maternidad y el proceso de embarazo.

El modelo de familia está cambiando. La diversidad se abre paso mientras los avances tecnológicos nos acompañan, haciendo más sencillo el sueño de muchas personas: ser padres. El método ROPA es un innovador procedimiento de reproducción asistida dirigido a matrimonios formados por dos mujeres.  

Reproducción asistida

Debido a la situación sociocultural en la que vivimos, cada vez son más las personas que recurren a las reproducción asistida. La edad media para ser madre se ha ido incrementando notablemente en las últimas décadas, con las dificultades que ello conlleva.

Además, el modelo de familia tradicional va dejando paso a diversidad de opciones tales como las familias monoparentales u homoparentales. Los avances tecnológicos en materia de reproducción ofrecen diferentes alternativas en función de la situación personal de cada individuo.

Las más comúnmente empleadas son la fecundación in vitro (FIV) y la inseminación artificial (IAD). Sin embargo, un nuevo procedimiento se abre camino, ofreciendo una ventaja comparativa para aquellas parejas de mujeres que deseen ser madres.El método ROPA.

¿Qué es el método ROPA?

También conocido como doble maternidad, el método ROPA (Recepción de Óvulos de la Pareja) es un tratamiento de reproducción asistida para aquellas parejas de mujeres que deseen participar ambas en el proceso del embarazo.

Mediante esta técnica se otorga un papel activo a ambas mujeres. Una de las mujeres será la donante que aportará los óvulos siendo, por tanto, la madre genética. La otra mujer será la receptora a la que se le transferirán los embriones, formados por el óvulo de su pareja y el semen de un donante. Esta segunda mujer se convertirá en la madre gestante, que quedará embarazada y dará a luz al bebé.

¿En qué casos está indicado el método ROPA?

  • Elección propia. Cuando ambas mujeres desean compartir la maternidad y tener un papel activo y conjunto en la creación de esta nueva vida.
  • Motivos médicos. Cuando una de las mujeres tiene dificultades reproductivas tales como ausencia o deficiencia de ovocitos propios, alteraciones en los ovarios o riesgo de transmisión hereditaria de ciertas patologías.
  • Requisitos legales. En España el certificado de matrimonio es un trámite burocrático imprescindible. Solo pueden someterse a este procedimiento las parejas de mujeres que estén casadas legalmente. Por otro lado, a nivel legal este método facilita el reconocimiento del bebé como hijo de dos madres.

El papel de la madre donante

La mujer que dona los óvulos deberá someterse a un tratamiento de estimulación ovárica consistente en autoadministrarse unas inyecciones diarias. Mediante este tratamiento hormonal, que dura entre 10 y 20 días, se consigue que la mujer produzca varios óvulos a la vez, en lugar de uno solo, como es lo natural. Esto será beneficioso cara a poder realizar varios ciclos de inseminación futuros sin tener que repetir este proceso.

Tras esta estimulación, y una vez que los óvulos han alcanzado el número y tamaño necesarios, se administra una dosis de la hormona hCG, que induce su maduración. 36 horas después se llevará a cabo la punción para extraer los óvulos.

La extracción se realiza mediante un procedimiento indoloro de 15 minutos de duración. El mismo se lleva a cabo en quirófano, bajo sedación, y consiste en introducir una cánula en la cavidad vaginal.El método ROPA.

Una vez obtenidos los óvulos, se procede a fecundarlos, in vitro, con el semen de un donante, y a seguir la evolución de los embriones de tres a cinco días, clasificándolos con el fin de seleccionar el más adecuado.

El papel de la madre gestante

Mientras su pareja se realiza la estimulación ovárica, la mujer que va a quedar embarazada deberá someterse a un tratamiento de estrógenos y progesterona. El fin del mismo será conseguir un grosor endometrial correcto y maximizar, así, las posibilidades de implantación del embrión.

Una vez el endometrio se encuentra preparado, se procede a transferir el mejor embrión al interior de la cavidad uterina. Este es un proceso rápido e indoloro que se realiza mediante una cánula y no requiere anestesia ni cuidados posteriores.

Aproximadamente 11 días después de la transferencia, se realiza una prueba de embarazo que, de salir positiva, significaría el fin del procedimiento.  A partir de aquí, y tras haber realizado una ecografía de control con el ginecólogo habitual, será este el encargado de continuar con el seguimiento del embarazo.

  • Marcos, C., Dolz, M., Abad de Velasco, L., & Bonilla-Musoles, F. (2006). Influencia del grosor endometrial en la aparición de gestación ectópica tras un procedimiento de fecundación in vitro-TE. Rev Iberoamericana Fertil23, 349-354.
  • Kushner-Dávalos, L. (2010). La fertilización in vitro: beneficios, riesgos y futuro. Revista Científica Ciencia Médica13(2), 77-80.