Ecografía mamaria: una técnica sencilla e indolora

La ecografía mamaria tiene sus propias indicaciones y, al ser una prueba sencilla, resulta un método rápido y accesible para evaluar lesiones en la mama. Te lo contamos todo.
Ecografía mamaria: una técnica sencilla e indolora
Leonardo Biolatto

Escrito y verificado por el médico Leonardo Biolatto.

Última actualización: 26 enero, 2022

La ecografía mamaria es una prueba de imagen que utiliza ultrasonidos, producidos por la vibración rápida e imperceptible del transductor del ecógrafo. Estas ondas sonoras rebotan o hacen ecos en los diferentes órganos o estructuras que se encuentran por el camino, lo que finalmente se traducirá en la típica imagen de blancos y negros que será interpretada por el profesional.

La ecografía es una prueba no invasiva e indolora, que no causa daño. Es una técnica sin riesgos, ya que no hay ningún tipo de radiación.

¿Cómo se realiza una ecografía mamaria?

En principio, esta prueba no necesita ninguna preparación especial por parte de la mujer. Aunque si hay que recomendar algo, es que no se emplee ninguna loción hidratante en la zona ni desodorante en el mismo día de la exploración.

La técnica de la ecografía mamaria es bastante sencilla. La mujer se tumba en una camilla y se quita la ropa que cubre la zona a explorar.

La persona que hará la ecografía aplica un gel transparente (suele estar frío) que es importante, ya que ayudará a que las imágenes que se produzcan con los ultrasonidos sean más nítidas. A continuación, se presionará con la sonda (que es el mango del ecógrafo) sobre el pecho.

Lo habitual es que no se prolongue más de 15 minutos.

Una vez que toda la mama ha sido explorada, las imágenes más relevantes se pueden guardar en el software del aparato. Luego se elimina el gel aplicado, la mujer se viste y puede incorporarse.

¿Qué enfermedades puede detectar una ecografía mamaria?

La ecografía de mama, debido a que es una prueba sencilla, segura y no invasiva, es uno de los pilares que existen en la actualidad para el estudio y la revisión de la salud ginecológica de las mujeres. Puede ser parte del cribado en mujeres sin síntomas, pero con antecedentes familiares de cáncer de mama.

Un estudio bien realizado puede visualizar lesiones benignas y otras que puedan ser sospechosas de malignidad. En términos generales, la ecografía mamaria es útil debido a la información que aporta en los siguientes casos:

  • Visualización y determinación de las características de las lesiones en la mama.
  • Diferenciación de masas que no son cancerígenas, como un quiste (contenido líquido) o un fibroadenoma (tumor benigno sólido).
  • Guía para realizar una biopsia y tomar la muestra del punto exacto que se desee estudiar.
  • Identificación de pequeños tumores locales que todavía no han crecido ni se han propagado hacia los ganglios linfáticos.

La ecografía mamaria es ideal en dos situaciones: mujeres embarazadas y mujeres con mamas densas. En las primeras porque no se usa radiación y en las segundas porque la mamografía pierde capacidad de interpretación.

La ecografía mamaria no tiene contraindicaciones, ya que es una técnica sencilla, no dolorosa y no invasiva.

Ecografía mamaria.
La ecografía mamaria aporta información valiosa para la detección de patologías incipientes.

¿En qué se diferencia la ecografía mamaria de la mamografía?

Ambas pruebas (mamografía y ecografía) son muy importantes en la detección precoz de lesiones cancerígenas. El cáncer de mama es el tumor femenino más frecuente y se estima que al año, en España, se diagnostican en torno a 27 000 casos.

Por ende, tanto la mamografía como la ecografía son pruebas de imagen que sirven para analizar el contenido de la mama. Comparten muchos puntos en común, aunque existen grandes diferencias:

  • La mamografía usa rayos X en bajas dosis (radiación), mientras que la ecografía se vale de ultrasonidos.
  • La ecografía suele indicarse para el diagnóstico y la mamografía para la detección precoz del cáncer de mama. Y es que la ecografía no es la mejor opción para ver microcalcificaciones, que son un signo temprano de la patología oncológica.

Estas dos técnicas pueden necesitar profundización con una resonancia, en el caso de una alta sospecha de lesión maligna.

La mamografía es especialmente útil para el estudio de mamas grandes, con mucho tejido adiposo. La ecografía, por el contrario, tiene mejor capacidad para analizar mamas densas, con poca grasa y bastante tejido glandular. En mujeres jóvenes (con mamas más densas), la ecografía puede ser la primera prueba.

¿Cada cuánto hay que repetir la prueba?

En la actualidad, el Ministerio de Sanidad español tiene fijado el control con cribado del cáncer de mama en mujeres comprendidas entre los 50 y los 69 años. En principio, para ellas el método de exploración será la mamografía.

Según el protocolo vigente, se deberá hacer la prueba cada 2 años hasta cumplir los 70. A partir de esa edad, ya no será necesario continuar
con las revisiones.

Ahora bien, la edad y la periodicidad pueden adelantarse, dependiendo de una serie de factores. En función de las características, estas serían las directrices:

  • Riesgo bajo: mujer con un familiar de primer grado diagnosticado de cáncer de mama con más de 50 años, o con dos familiares de segundo grado con diagnóstico de este cáncer pasados los 50 años. Deberá hacerse un estudio de imagen anual entre los 40 y los 49 años más un estudio de imagen cada 2 años entre los 50 y los 69 años.
  • Riesgo moderado: mujer con un familiar de primer grado con cáncer de mama entre los 41 y los 50 años o mujer con un familiar de primer grado con cáncer en ambas mamas con más de 40 años. También la mujer con dos familiares de primer grado diagnosticados con cáncer de mama entre los 51 y los 59 años. Debería concretar un estudio de imagen anual entre los 40 y los 49 años y un estudio de imagen cada 2 años entre los 50 y los 69 años, con la posibilidad de hacerlo anual si el médico lo prescribe.
  • Riesgo alto: además de seguir las mismas recomendaciones que en el riesgo moderado, se aconseja realizar un estudio familiar genético al existir una amplia sospecha de cáncer hereditario.

¿Se puede detectar el cáncer de mama con este método?

La respuesta es que sí. De hecho, es una prueba muy válida para ello.

La mamografía es ideal para la detección y el diagnóstico precoz al ser capaz de ver microcalcificaciones, pero la ecografía complementa. Además, sirve para analizar si se ha podido extender la patología a los ganglios linfáticos.

En caso de lesiones sospechosas, suele hacer falta la toma de una muestra a través de la biopsia. La ecografía es ideal para ello, ya que hace posible una guía para coger el material de la zona que despierta las dudas en el diagnóstico.

Cáncer de mama.
El cáncer de mama es uno de los más frecuentes en todo el mundo. Su detección precoz es una prioridad de la salud pública.

¿Está indicada la ecografía mamaria en varones?

Aunque siempre asociamos el cáncer de mama con las mujeres, no es algo exclusivo de ellas y en hombres también puede manifestarse. En el caso de que un varón detecte cualquier anomalía en la mama, como un bulto, una asimetría o secreciones por el pezón, será necesario consultarlo con un médico.

El profesional solicitará, casi con seguridad, una ecografía mamaria. Además, puede ser necesario un análisis de la secreción del pezón y una biopsia.

En los hombres, la mamografía no tiene tanta indicación porque el volumen de la mama no es lo suficientemente grande. En ellos, la ecografía resulta de primera aproximación.

Savia es la plataforma de telemedicina de MAPFRE en la que el usuario disfruta de una gestión integral de su salud. ¿Qué significa esto? Que tienes un médico en tu móvil 24 horas los 7 días de la semana: puedes hablar a través de nuestra aplicación o a través de la página web rápidamente y sin desplazamientos con un médico general o con un especialista a través del chat, la videoconsulta o la llamada telefónica. Además, puedes contratar servicios tanto presenciales como a domicilio en los mejores centros en todo el territorio nacional y con los mejores profesionales.

Te podría interesar...
¿Cómo afecta el cáncer de mama al embarazo?
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
¿Cómo afecta el cáncer de mama al embarazo?

El cómo afecta el cáncer de mama al embarazo y a la salud de la madre es algo que la medicina puede prever pero es casi seguro que nos hará más fue...



  • Rodríguez, Ángel Cuza, et al. "Revisión bibliográfica sobre ecografía mamaria." Revista Información Científica 64.4 (2009).
  • Aibar, L., et al. "Clasificación radiológica y manejo de las lesiones mamarias." Clínica e Investigación en Ginecología y Obstetricia 38.4 (2011): 141-149.
  • Barrera-Amat, Antonio Luis, Jessica Luisana Palma-Jaramillo, and Gissela Johanna Barberan-Zambrano. "Cáncer de Mama: Prevalencia, biomarcadores y terapia basada en nanotecnología." Polo del Conocimiento 6.7 (2021): 78-88.
  • Da Costa, S., and M. Marchand. "Patología mamaria infantil." EMC-Pediatría 56.2 (2021): 1-8.
  • Ortiz, Francisco López, et al. "Ecografía de mama en atención primaria." Medicina general 8.2 (2019): 6.