Dieta recomendada para la fertilidad

La búsqueda de una dieta recomendada para la fertilidad es una de las principales preocupaciones para conseguir el embarazo. Hay una serie de acciones que se pueden llevar a cabo y también ciertos ingredientes que consumir para conseguir el objetivo de tener un bebé.

La elección de una dieta recomendada para la fertilidad es una acción fundamental cuando se decide tener un hijo. Ser padres es un acontecimiento inigualable en la vida de las personas que proporciona felicidad, pero también exige responsabilidad.

Vivir un embarazo sin problemas y dar a luz a un bebé saludable no solo es cuestión de genética y de intervenciones médicas. Existe una serie de acciones que especialmente la mujer debe encarar aún antes de que ese hijo se haya engendrado.

La dieta recomendada para la fertilidad es un factor fundamental; el cuerpo de la mujer debe estar preparado para alojar a la nueva vida. La futura mamá debe saber que el bebé se alimentará de su cuerpo durante las cuarenta semanas que dura el embarazo.

Por lo tanto, ella debe mantener una dieta balanceada, que permita fortalecer el óvulo y el proceso de desarrollo del feto. Además, su cuerpo debe ser atendido para que se mantenga sano y no se debilite.

Alimentos que integran la dieta recomendada para la fertilidad

Toda mujer que quiera ser mamá debe saber que hay muchos alimentos que favorecen la fertilidad y que, por lo tanto, aumentan las posibilidades de quedarse embarazada. Algunos de ellos son:

Consumo de frutas y verduras 

Esta clase de alimentos ofrecen los siguientes beneficios:

  • Aportan antioxidantes: estos son fundamentales para el equilibrio hormonal, el sistema inmunitario y la calidad de los óvulos. 
  • Son ricas en vitamina B y folatos: una dieta recomendada para la fertilidad debe incluir altas ingestas de ácido fólico. Consumir estos nutrientes antes y durante el embarazo contribuye a prevenir posibles malformaciones del bebé.
  • Poseen vitamina C: esta interviene en el proceso de absorción del hierro, que es un mineral fundamental para el embarazo.
La dieta recomendada para la fertilidad incluye la ingesta de verduras.

La recomendación es consumir por lo menos cinco piezas o porciones de frutas o verduras por día. Para asegurar una ingesta adecuada, se sugiere consumir vegetales de todos colores.

Así, kiwis, pomelos, limones, naranjas, fresas, ciruelas, brócoli, tomates, zanahorias, espinacas, pimientos son excelentes opciones.  Pueden consumirse sólidos o en licuados o jugos.

Integrar cereales, legumbres, huevos, leche y sus derivados

Las virtudes de estos ingredientes son:

  • Aportan ácido fólico: al igual que lo hacen algunas frutas y verduras, estos alimentos incorporan al organismo buenas dosis de ácido fólico.
  • Ofrecen calcio: ingerir este mineral es importante para los huesos; también contribuye al normal desarrollo del sistema nervioso y circulatorio. Cuando al organismo no se le aporta la cantidad suficiente de calcio, la toma de los huesos y estos se debilitan. Los huevos, la leche y sus derivados son alimentos ricos en calcio.
  • Incorporan fibra: esta es fundamental para la salud de los ovarios.

“Vivir un embarazo sin problemas y dar a luz a un bebé saludable no solo es cuestión de genética y de intervenciones médicas”

Comer carnes magras, pescado y pollo 

Por su parte, estos alimentos presentan las siguientes características:

  • Son alimentos ricos en hierro y proteínas: la carencia de hierro puede provocar problemas, especialmente en la mamá. La anemia, enfermedad que resulta de la escasez de hierro en el organismo, perjudica la fertilidad. 
  • Las proteínas cumplen también un rol fundamental en la ovulación: hay que prestar atención al pescado; hay algunos que tienen altos contenidos de mercurio, que es perjudicial para el organismo y para la fertilidad.

Por ejemplo, hay que evitar el pez espada, el atún blanco, la caballa, las sardinas y el mero. De forma contraria, los mariscos, el atún en agua enlatado, el salmón, el camarón, y la tilapia son muy aconsejables. 

Es preciso tomar abundante agua 

El agua es un elemento importante en cualquier dieta, pero muy especialmente lo es en una dieta recomendada para la fertilidad. Este elemento mantiene el organismo hidratado y libre de residuos que necesita desechar. El consejo es, por ende, llegar a dos litros de agua por día.

Para una dieta recomendada para la fertilidad se debe evitar: 

  • El consumo de alcohol.
  • Las comidas con altos contenidos de carbohidratos y grasas.
  • La cafeína en grandes cantidades.
  • Excesos de sal y de azúcar refinado.
Tanto el hombre como la mujer deben seguir una dieta recomendada para la fertilidad si están en busca de un hijo.

¿Qué pasa con el hombre?

El futuro papá también debe ajustar su dieta para mejorar la fertilidad. Se aconseja que tome algún complemento alimenticio que contenga zinc y selenio. Estos minerales ayudan al desarrollo de espermatozoides saludables y fecundos.

Asimismo, la anticipación es importante. El hombre debe prepararse por lo menos tres meses antes de concebir, pues el semen es eyaculado después de ochenta días de producido.

En última instancia, es necesario subrayar que una dieta desequilibrada, tanto en el hombre como en la mujer, influirá negativamente en la fertilidad. Por tanto, es importante adoptar un plan alimenticio adecuado.

Categorías: Hábitos saludables Etiquetas:
Te puede gustar