Descubre cómo la leche materna se convirtió en un negocio

Amanda 11 junio, 2016

La leche materna es una sustancia vital para el ser humano, funciona como la primera vacuna del bebé porque lo ayuda a proteger su sistema y lo alimenta durante sus primeros meses de vida. En la actualidad han cambiado muchas cosas con respecto a la lactancia, algunas mujeres deciden no amamantar y otras no pueden hacerlo por distintas razones, esto es algo que ha llevado a un sorpresivo comercio de este sagrado producto.

El comercio de la leche materna es un fenómeno aparecido en épocas recientes y hasta el momento se puede decir que el principal mercado es el estadounidense. Cual producto comercial, la leche es vendida vía online y en tiendas físicas, pero no deja de ser un riesgo muy grave para la salud.

Entre los principales compradores del conocido “oro blanco” tenemos a las parejas homosexuales y mujeres que conocen el valor de la sustancia, pero han decidido no amamantar; también es común el caso de parejas que usaron un vientre de alquiler. En todos los casos la idea es favorecer al pequeño con las virtudes de la leche de origen humano, por eso muchas personas han optado por comprarla.

c7127a6b14abc79857fbf4e86086e209

 ¿Cómo se comercializa la leche materna?

Para comprar el producto, las personas tienen la oportunidad de elegir entre las distintas variedades. Uno de los principales portales que lo ofrece en Estados Unidos es Onlythebreast, allí se pueden encontrar bolsas de leche congelada y previamente categorizada según las características de la madre donadora; por ejemplo madres no fumadoras, madres sanas o madres 100% libres de tóxicos.

Los precios se encuentran entre los 1,7 € hasta los 14 € según la cantidad de mililitros que alcance el biberón. La tienda The Pump Station, es pionera en el negocio de la leche materna; además se ha vuelto popular por el servicio de nodriza: una joven madre que amamanta a domicilio por un costo aproximado de 880 € por semana.

Madres comercializan su propia leche de manera independiente porque están habituadas a extraerla para darla a sus hijos; el precio por 30 ml es de unos dos dólares y el envío corre por cuenta del cliente. Sin embargo, algunas madres han llevado su negocio consigo en neveras, esto lo hacen cuando se trata de clientes locales con quienes acuerdan un lugar para llevar la leche conservada con hielo.

¿Es seguro comprar leche materna?

Para muchos clientes y propietarios de tiendas especializadas, resulta preocupante que se comercialice la leche por Internet, esto porque existen pocas garantías de la calidad del producto. Es difícil para los clientes estar seguros de lo que han comprado y en la mayoría de los casos los precios son más elevados, podemos hablar por ejemplo de unos 700 € por 12 litros de leche.

c94c6daa4c1c953312aef6ef766b60de

La comercialización de la leche materna por Internet es mucho más riesgosa, pues no solo encontramos tiendas virtuales que la ofrecen, sino que es posible encontrar anuncios de mujeres que venden su leche de manera independiente. Por lo general, la descripción del producto y las características de la madre son exaltadas, pero es fácil desconfiar de lo que al final nos llegue.

También existe riesgo de adquirir leche que no haya sido conservada correctamente porque las bacterias puedan contaminarla antes de llegar a nosotros. En el Hospital Infantil de Cincinnati han podido comprobar que casi la mitad de la leche comprada por Internet está contaminada con bacterias, en especial porque las mezclan con leche de vaca u otras especies.

El transporte del producto no siempre está controlado, además se desconoce en su totalidad la verdadera procedencia de la leche. Los expertos consideran que al menos una de cada cuatro muestras de leche materna comprada por Internet está contaminada, quizá por el origen en sí de la mezcla o por la conservación de esta.

Emma Kwasnica, fundadora del sitio Human Milk 4 Human Babies, recomienda que el intercambio de leche sea gratuito y entre personas conocidas. Kwasnica propone que se pueda ver a las donadoras mientras alimentan a otros niños para garantizar la calidad de la leche, pues considera que cuando se trata de negocio en muchos casos se pierde la garantía.

En España todavía no se ha regulado la comercialización de la leche materna aunque se practica. En cuanto al comercio por Internet la Asociación Española de Pediatría se mantiene alerta y extiende una advertencia de salud. Actualmente existen siete bancos de leche en España, es allí donde aconsejan que se realice el intercambio, porque ofrece condiciones de higiene y salud controladas.

Te puede gustar