El descanso durante el embarazo

Tener un óptimo descanso durante el embarazo puede resultar difícil para muchas mujeres. Los síntomas, sumados a los problemas para tener una buena postura, interfieren en el sueño.
El descanso durante el embarazo
Marcela Alejandra Caffulli

Escrito y verificado por la pediatra Marcela Alejandra Caffulli.

Última actualización: 18 marzo, 2022

Para conseguir un descanso de calidad durante el embarazo es necesario adecuar la cama y la habitación. Debido a los cambios que experimenta el cuerpo a nivel físico, mental y hormonal, dormir bien puede ser bastante difícil. ¿Cómo afrontar esto?

Durante el periodo de gestación pueden presentarse descontroles del sueño, no solo por las interrupciones en el descanso, sino porque el aumento de la progesterona deriva continuos estados de somnolencia a lo largo del día. Por fortuna, hay algunas medidas simples que pueden ayudar a contrarrestarlo. En el siguiente espacio las detallamos.

Cómo alcanzar un buen descanso durante el embarazo

Desde las primeras etapas del embarazo, descansar bien puede ser toda una odisea. Los cambios hormonales provocan sensación de sueño durante el día, mientras que en la noche pueden presentarse episodios de insomnio o dificultades para tener un sueño continuado.

Además de esto, cuando transcurre la mitad del embarazo, el crecimiento del vientre provoca problemas de postura y dolores de espalda que hacen incómodo el momento de descansar. En respuesta a esto, es conveniente hacer algunos ajustes con respecto a la cama y a la habitación. ¿Qué deberías considerar?

insomnio embarazo tercer trimestre gestacion mujer dificultad conciliar mantener sueno
El insomnio y las dificultades para mantener el descanso nocturno son habituales durante el embarazo. Pero todo esto puede mejorarse.

Almohadas

El uso de almohadas puede contribuir a alcanzar la postura correcta para dormir durante el embarazo. Ahora mismo, se pueden adquirir diseños «posturales» cuya función es, justamente, corregir la postura. Son las más recomendables para la gestación, dado que disminuyen las molestias musculares que suelen darse en esta etapa.

Ahora bien, si adquirir este producto exclusivo no es una opción, también es posible aumentar la comodidad con el uso de varias almohadas. En concreto, es bueno utilizar una para la cabeza y otra para el cuerpo. Esta última debe ser un poco más grande, de mínimo 90 centímetros. Los materiales pueden ser variados; viscoelásticas, de látex o de fibra.

Su utilización adecuada también contribuye a la relación, a la disminución de las presiones y a una mejor circulación sanguínea. Con todo esto, la calidad del sueño mejora, al igual que la sensación de energía al día siguiente.

Colchón

Otro elemento esencial para descansar bien durante el embarazo es el colchón. Al fin y al cabo, es el elemento en el que reposará todo el cuerpo. En este caso, hay que asegurarse de que sea firme y recto, pero no demasiado blando o muy duro. Tampoco debe adquirir la forma de una hamaca al acostarse, pues puede perjudicar la columna vertebral.

La firmeza del colchón está determinada en gran medida por la firmeza de su núcleo y las capas de acolchado. En el caso del embarazo, lo ideal es elegir los de características medio-blandos. Estos pueden estar fabricados en una combinación de materiales tradicionales con viscoelástica o látex.

Postura

Por supuesto, considerar la postura también es determinante para dormir bien durante la gestación. Los médicos suelen recomendar dormir de lado, con las rodillas dobladas, ya que resulta más cómodo. Incluso, se cree que esto ayuda a optimizar el bombeo de sangre al corazón, pues disminuye la presión causada por el feto sobre la vena grande.

En un principio, el lado para dormir debería ser el izquierdo, porque mejora el flujo sanguíneo. No obstante, está bien cambiarse por ratos al lado derecho. Lo que no se recomienda es dormir boca arriba o boca abajo, ya que puede perjudicar la espina dorsal o la zona cervical.

Temperatura

Un factor determinante para el descanso durante el embarazo es la temperatura de la habitación. Hay que considerar que, durante el periodo de sueño, la temperatura desciende. Así las cosas, si hace mucho frío o mucho calor, el cuerpo intentará alcanzar una temperatura óptima antes de dormir. Se estima que lo ideal son los 26 grados centígrados.

Si la temperatura es superior, es más difícil alcanzar un buen descanso porque se reducen los ciclos del sueño profundo. Así pues, en caso de contar con un aire acondicionado, la temperatura del descanso se puede regular en 26 grados centígrados. No es necesario ni más, ni menos.

embarazada duerme de lado decubito lateral izquierdo sobre cojin embarazo lactancia
El clima de la habitación debe ser el apropiado para que no interfiera con el sueño, ni predisponga a las enfermedades.

Recomendaciones finales para un buen descanso durante el embarazo

Más allá de buscar la comodidad en la cama para descansar bien durante la gestación, es aconsejable poner en práctica otros hábitos saludables que contribuyen a un sueño reparador. Por ejemplo, ingerir una cena ligera, con al menos 2 horas de anticipación antes de ir a dormir.

De igual manera, hay que limitar o evitar el consumo de bebidas estimulantes, como el café o las gaseosas. Además, es mejor evitar el consumo de agua o líquidos antes de dormir, ya que el deseo de orinar tiende a interrumpir el descanso. ¡Tenlo en cuenta!

Te podría interesar...
5 alimentos que ayudan a dormir durante el embarazo
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
5 alimentos que ayudan a dormir durante el embarazo

Los siguientes alimentos ayudan a dormir mejor durante el embarazo, pues facilitan un descanso diario efectivo. ¡Conócelos todos!