¿Cuándo debe ser la primera salida del bebé a la calle?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Ramos el 11 enero, 2019
Mónica Heras Berigüete · 24 febrero, 2019
Si tienes dudas de cuándo debe ser la primera salida del bebé a la calle, sigue leyendo: esto te interesa.

Esta es una de las dudas que más ataca a los padres primerizos: cuándo es el momento para que el bebé dé su primer paseo. En términos prácticos, podríamos decir que la primera salida del bebé a la calle puede ser desde el instante mismo en el que la mamá se sienta cómoda para hacerlo.

Muchos piensan en si el inmaduro sistema inmune del bebé podrá resistir una salida a la calle, o si el sol dañará su delicada piel, o si hace demasiado frío. De eso hablaremos más adelante, ahora conviene enfocarnos en un punto que la mayoría suele pasar por alto apenas el recién nacido llega a su nueva vida: la mamá.

A tomar en cuenta antes de la primera salida del bebé a la calle

Durante los primeros días tras el nacimiento del bebé, el vínculo entre la madre y el pequeño es determinante. Influye el éxito de la lactancia en su desarrollo físico y emocional, en la recuperación de la madre tras parto y un largo etcétera. Por ello, la atención debería estar puesta en facilitar este “enamoramiento”. Que la familia se reconozca y comience a adaptarse a la nueva situación.

No resulta fácil que una personita ahora dependa al 100% de nosotros y, aunque lo amamos con todas nuestras fuerzas, también nos causa cierto estrés al ser todo nuevo. Cuando somos padres primerizos, un pequeño paseo puede ser muy relajante o, por el contrario, una fuente de estrés si lo hacemos en un momento en el que no nos sentimos preparados, así que tomaos vuestro tiempo y, cuando os sintáis con ánimo, lanzaos a la calle. No hay nada que os lo impida, solo hay que tener en cuenta ciertos aspectos.¿Cuándo debe ser la primera salida del bebé a la calle?

Aclarado este punto, lo cierto es que la primera salida del bebé a la calle puede hacerse paulatinamente. Empieza por pequeños paseos, yendo a hacer recados cerca de casa o simplemente caminando por el parque. En la medida en que vayas teniendo la confianza y la seguridad para hacerlo, podéis ir alargando los paseos.

Qué debes tener en cuenta con la primera salida del bebé a la calle

Si ha llegado el momento de hacer esa primera salida del bebé a la calle, toma nota de lo que es importante tener en cuenta.

Prepara un bolso con todo aquello que pienses que podrías necesitar:

  • Unos cuantos pañales.
  • Una muda completa.
  • Un paquete de toallitas.
  • Una mantita (aunque sea verano).
  • Alguna gasa o telita fina. Valen para todo, por si vomitan, para echártela por encima si le das el pecho, para taparlo.
  • Si lo amamantas, llevas la comida encima, por lo que no necesitas llevar nada extra, en ese sentido.
  • Si has optado por alimentarlo con leche de fórmula, necesitarás un par de biberones, la leche, agua tibia… No te olvides de llevar lo necesario para un par de tomas por lo que pudiera pasar.Primera salida del bebé a la calle.

Más recomendaciones

¿Dónde va a ir tu bebé? Puede ir tumbado en el carrito o lo puedes llevar en una mochila o fular pegado a ti. Con esta opción es posible que os sintáis muy cómodos los dos. Además del contacto y la seguridad constante del estado de tu bebé, te deja las manos libres para interactuar con el mundo. Además:

  • Elige la hora adecuada en función de la afluencia de gente, que no haya demasiado jaleo en la calle.
  • Toma el cuenta el clima, que no sea en horas en las que haga demasiado calor o frío.
  • Es muy recomendable que le dé el sol al recién nacido para que pueda hacer la síntesis de la Vitamina D. Pero ojo, no se trata de sacarlo en pleno verano a las 2 de la tarde. Siempre debes proteger su piel, es muy fina aún.
  • Tápale siempre la cabecita. Pierden mucho el calor por ahí y ellos aún no son capaces de regular su temperatura debido a su sistema circulatorio.
  • Evita lugares cerrados con ambientes cargados y ruidosos. Opta por un paseo al aire libre, aunque haga frío. Es preferible que lo abrigues, a que respire un ambiente contaminado.
  • Doménech, E., & Rodríguez-alarcón, N. G. J. (2008). Cuidados generales del recién nacido sano. Asociación Española de Pediatría.
  • López-Candiani, C. (2014). Cuidados del recién nacido saludable. Acta Pediátr MEx.
  • Abizanda, S. S., Bautista, C. R., & Llop, F. a M. (2009). Recién nacido : cuidado de la piel. Asociación Española de Pediatria. https://doi.org/10.1017/CBO9781107415324.004