Cómo construir una relación fuerte con tu hijo

Todos queremos ser unos buenos padres, criar a niños felices, sanos y con buen comportamiento. Es sueño de todo padre y toda madre vivir en un hogar donde la disciplina fuera innecesaria. El secreto para conseguirlo no es otro que crear una conexión más fuerte con los hijos. Por supuesto que amas a tus hijos por encima de todo, pero eso no quiere decir que no necesiten disciplina o que no debas reforzar vuestro vínculo.

En muchas ocasiones no es suficiente con decir a los hijos que les amamos, tenemos que mostrar y poner en acción nuestro amor todos los días para que lo sientan verdaderamente. Cuando haces esto y muestras a tus hijos todo lo que les amas, entonces ellos necesitarán menos disciplina.

Poner el amor en acción

Poner tu amor en acción debe ser tu prioridad más alta, pero, ¿qué es esto exactamente? El amor en acción significa prestar atención reflexiva a lo que sucede entre vosotros, ver las cosas desde el punto de vista de tus hijos dejando a un lado tu percepción de adulto. Recordar que tu hijo sigue siendo ese bebé precioso que recibiste en tus brazos con todo tu amor incondicional y toda tu esperanza.

Quizá pienses que se necesita un gran esfuerzo para poder centrarte en otro ser humano, pero cuando estás realmente presente en la vida de tu hijo y el amor que siente es incondicional, no requiere ningún esfuerzo adicional por tu parte, más bien, tus hijos te darán toda la energía que necesitas cada día y te harán sentir más vivo.

Demuestra amor por las cosas que ellos aman

Estar presente, al lado de tu hijo

El 90% de las personas cuando están en su lecho de muerte dicen que su mayor arrepentimiento es no haber estado más cerca de las personas a las que realmente amaban en su vida. Los padres con hijos mayores, dicen que desearían haber pasado más tiempo con sus hijos, y es que sin darnos cuenta… el tiempo pasa volando y nuestros hijos crecen a grandes velocidades.

Para estar presente y poner tu amor en acción, solo tendrás que prestarles atención. Igual que ocurre en el amor de pareja o en las amistades, la relación con tu hijo también necesita una atención positiva para que prospere. Cuando me refiero a atención positiva, por supuesto que me estoy refiriendo a tu amor. A todo lo que se le presta atención prospera y requiere tiempo.

Todas las relaciones requieren trabajo

Como te acabo de comentar más arriba todas las relaciones requieren atención, pero también trabajo. Las buenas conexiones entre padres e hijos no surgen de la nada, como tampoco lo hacen los buenos matrimonios. La biología humana habría muerto hace mucho tiempo si no tuviéramos en nuestra naturaleza el construir vínculos con otras personas.

Los niños aman a sus padres de forma automática, pero los padres son los encargados de mantener esa conexión y ese vínculo fuerte. Es por eso que todos los padres del mundo deben hacer un trabajo interno para saber si realmente están haciendo todo lo necesario para que sus hijos crezcan emocionalmente sanos junto con una relación fuerte entre padres e hijos.

amorhijios4

Da prioridad al tiempo con tus hijos

Es necesario que dediques una buena cantidad significativa de tiempo para crear una buena relación con tu hijo. No existe un interruptor que te permita empezar a tener un tiempo de calidad… debes crearlo tú prestando atención plena a lo que haces con tu hijo en cada momento. No esperes tener una buena relación con tu hijo si vas a emplear todo tu tiempo en trabajo y amigos. 

Además, existen algunos factores que no podrán faltar en vuestra relación diaria si quieres tener una relación fuerte con tu hijo: confianza, respeto mutuo, interacciones diarias, buena comunicación y por supuesto, disciplina positiva.

Categorías: Niños Etiquetas:
Te puede gustar