7 consejos para embarazadas en verano

Mervis Romero 18 julio, 2018
¿Sientes temor a la época estival durante la gestación? ¿No sabes qué hacer para soportar las altas temperaturas? Con estos consejos para embarazadas en verano puedes sobrellevarla con éxito y tener un feliz embarazo.

Es normal el aumento de la temperatura corporal en el embarazo. Durante la época de calor, esto se vuelve aún más evidente, por lo que puede ser desesperante para ti. No obstante, a continuación se recomiendan algunos prácticos consejos para embarazadas en verano para que se te haga más fácil y agradable la gestación.

Útiles y prácticos consejos para embarazadas en verano

Con esta serie de sencillas recomendaciones, puedes minimizar las incomodidades que genera el calor del verano durante el embarazo. ¡Préstales atención y tenlas siempre presentes!

1. Mantén una buena hidratación

Es importante consumir más agua de lo habitual durante el embarazo en la época estival. En estas condiciones, lo recomendado son más de 8 vasos de agua fresca al día; además, es bueno complementar la hidratación con frutas.

Los zumos y batidos de frutas son refrescantes; también puedes optar por comerlas troceadas durante las comidas o meriendas. No olvides las limonadas y los jugos de naranja, pomelo y toronja. Para ello, aprovecha las frutas de temporada como los melocotones, las sandias y las fresas.

Las frutas contienen gran cantidad de agua, lo que te ayuda a evitar la retención de líquidos y previene la hinchazón. Asimismo, aportan vitaminas, nutrientes y fibras que el cuerpo de la mujer requiere durante la gestación.

2. Usa ropa ligera y calzado adecuado

Utiliza ropa ligera y de tela transpirable como el algodón y el lino. Como resultado, minimizas las manchas de sudor y estarás protegida de erupciones debajo del pecho y del abdomen causadas por el calor.

Por otro lado, evita los tejidos sintéticos que, por adherirse a la piel, aumentan la sensación de calor. También es aconsejable que optes por zapatos cómodos, que pueden ser un poco más grandes que tu talla habitual para no generar presión. Además, estos no deben ser demasiados altos ni muy bajos, para evitar dolores de espaldas y las piernas.

Los consejos para embarazadas en verano incluyen escapadas a la playa y la piscina.

3. Resguárdate en las horas de más calor y descansa lo suficiente

Entre las 12 y las 17 horas, es recomendable estar en un lugar fresco y ventilado, pues el calor en las horas centrales del día es más sofocante. Por ello, es el momento más favorable para el descanso y la relajación dentro de casa.

Los baños de espumas y masajes con geles fríos son muy refrescantes; por las noches, te ayudarán a descansar y dormir bien.

4. No dejes de hacer ejercicio

Realizar ejercicios moderados es parte fundamental de los consejos para embarazadas en verano. El motivo principal es que la actividad física previene muchas afecciones y facilita el parto, con lo cual tu organismo se fortalece y se mantiene saludable.

“Es importante consumir más agua de lo habitual durante el embarazo en la época estival. Lo recomendado son más de 8 vasos de agua fresca al día”

5. Cuida tu piel durante la gestación

Los cambios hormonales durante el embarazo causan sensibilidad en la piel, por lo que es más vulnerable a las exposiciones al sol. Por consiguiente, se presentan diferentes alteraciones en la piel, como manchas oscuras en el rostro y cuello.

Para afrontarlas, es vital usar protector solar de amplio espectro e hidratar diariamente la piel. Además, como mencionamos antes, evita exponerte al sol durante las horas centrales.

6. Refréscate en la playa o piscina

Los consejos para embarazadas en verano incluyen, por supuesto, los baños en la playa o en piscinas. La playa es ideal para caminar por la orilla y bañarse en zonas seguras, no en profundidades ni con olas intensas.

Por su parte, las piscinas son adecuadas para nadar durante el embarazo; en ellas te refrescas, ejercitas y descansas el peso de la barriga en el agua. No obstante, procura no lanzarte hacia la piscina y tener cuidado con los resbalones al caminar por el borde.

Asimismo, ten presente que la temperatura del agua debe ser de entre 27 y 30 grados centígrados. Además, toma las previsiones necesarias contra el sol y el calor y aprovecha para pasar un momento refrescante.

Los consejos para embarazadas en verano persiguen el fin de la alimentación sana y la relajación apropiada.

7. Elige comidas saludables y ligeras en la época de verano

Durante el embarazo en la época estival, es aconsejable consumir alimentos ligeros, tales como sopas frías, verduras y hortalizas en ensaladas y frutas. Por otro lado, también se recomiendan los lácteos frescos, las ensaladas de pastas, el arroz y los gazpachos.

Si no tienes problemas con el azúcar, puedes consumir helados y granizados algunas veces. Por otro lado, evita las comidas muy calientes, pesadas y con grasas que te puedan causar molestias digestivas, acidez o indigestión.

Tu embarazo en la época estival no es ningún problema; con estos consejos para embarazadas en verano puedes evitar los calores extremos, que pueden llegar a causarte molestias e incluso alterar el proceso de desarrollo del futuro bebé.

Te puede gustar