Consejos para elegir un buen portabebé

Un buen consejo para elegir un portabebé es tomar en cuenta la edad del niño. Dentro de este contexto, el fular es el portabebé más recomendado por las mamás y las páginas especializadas, en cuyos artículos resaltan su versatilidad como principal atributo.

Hay un universo de portabebés, y entre estos hay variedad de fulares, los cuales pueden usarse desde que el bebé acaba de nacer y hasta que tu cuerpo lo aguante.

Existen los fulares hechos de 100% algodón, estos son ideales para los recién nacidos por su suavidad y confortabilidad, sin embargo su vida se limita a medida de que el niño va creciendo, pues el material cede con el peso del bebé.

Hay otros fulares que están hechos con cáñamo y que aguantan hasta que el bebé alcanza a pesar entre 14 a 15 kilos, lo cual es útil si quieres comprar un fular que te dure por mucho tiempo.

Ese universo de portabebés también incluye las mochilas o bolsos de respaldo rígido o no adaptable. Estos deben usarse cuando el bebé ya puede sentarse solito, es decir a partir de los seis meses de edad.

Bandoleras, un portabebé para ti

Hay otro tipo llamado bandoleras, el cual es considerado un portabebé complementario, entre sus ventajas está que lo puedes usar como una cunita cuando el bebé está recién nacido,  lo puedes amamantar en una posición cómoda para ambos y también lo puedes dejar dormir.

Este portabebé puede ayudar al niño a aliviar los dolores de cólicos y reflujos, pues se sentirá mejor cuando su estómago siente el tuyo. Más adelante, cuando el bebé puede sentarse por sí mismo, este portabebé es considerado como muy cómodo.

Justo a esa edad, y con este implemento, puedes cargar al niño a la cadera sentado a horcajadas, posición natural antropológica para llevar a nuestros hijos.

Para un bebé que ya empieza a andar, dicen las páginas especializadas, este portabebé se adapta perfectamente a las continuas subidas y bajadas que requieren esta etapa de descubrimiento y exploración.

“Los bebés más mayores disfrutarán comentándonos las experiencias del día y lo que ven a nuestra altura cuando los llevamos a la cadera. Es el portabebés que suelo utilizar para recoger a mi hijo mayor del colegio, con sus 3 años y medio y sus 20 kilos”, explica una madre en un artículo publicado en una página especializada en portabebés.

4050237117_83bab53007

Pouch o sling, un portabebé cómodo

Pouch significa bolsa en inglés y es el término utilizado para llamar a la bolsa abdominal del canguro. Este portabebé es una banda de tela cosida en forma de tubo; no tiene ni ganchos ni anillos, tampoco requiere nudos para sostenerse.

Su sistema lo convierte en uno de los portabebés más fáciles de colocar y es un aliado para quienes no saben o no les gusta hacer nudos. Se coloca sobre un hombro y permite llevar al bebé en posición fetal cuando es recién nacido y luego semi-sentado o sentado, dependiendo de su edad. Sirve para llevarlo al frente, en la espalda y sobre una cadera.

El pouch o sling se puede usar desde el nacimiento hasta los 15 kilos o el peso que el fabricante indique según la composición del tejido.

La ventaja es que ocupa muy poco espacio, es muy fácil de poner y quitar y permite amamantar al bebé sin que nadie se entere. La desventaja es que el tallaje depende de las medidas de cada persona y posiblemente mamá y papá no puedan usar el mismo pouch.

El Mei tai:

Está formado por un panel cuadrado o rectangular de tela con cuatro bandas que se atan a la cintura y los hombros. Reparte el peso de forma equilibrada y se puede utilizar con bebés desde 6 o 7 kg hasta los 15 kg aproximadamente (varía dependiendo de la marca y del ancho del panel).

portabebe_Performance_ErgoBaby

Mochila portabebés ergonómica:

Las mochilas están pensadas para portear a bebés de 6 a 20 kg, aproximadamente. Este portabebé está formado por un panel rectangular con los tirantes y cintura acolchados, repartiendo el peso del bebé de forma equilibrada entre hombros, espalda y cadera.

Estos tirantes se unen mediante cierres de click e incorporan correas ajustables para adaptarla a diferentes tamaños de bebés y porteadores.

Considera estos aspectos a la hora de elegir un portabebé

En primer lugar es preciso saber que los portabebés responden a diferentes necesidades, tanto de los papás como de los niños, por ello tenemos que plantearnos lo siguiente:

  • Edad/peso del bebé
  • ¿Tengo idea de usarlo con frecuencia?
  • ¿En qué momentos voy a utilizarlo (paseos largos, momentos puntuales, en casa…)?
  • Presupuesto del que dispongo
  • Preferencias personales (color, estampados, comodidad,…)
Categorías: Bebés Etiquetas:
Te puede gustar