¿Conoces la figura del coordinador parental?

7 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el abogado Francisco María García
En momentos de conflicto familiar entre padres no siempre es sencillo encontrar una solución, sobre todo si se quiere evitar la intervención de la justicia. El coordinador parental es una figura importante en este sentido.

Los conflictos familiares son situaciones realmente desgastantes y que, generalmente, terminan de la peor manera para aquellos involucrados. Es muy difícil lograr un acuerdo sin la necesidad de que intervenga la justicia. Lo peor de esto es que los principales afectados son los niños y niñas y que, en muchos casos, se termina solicitando la participación de un coordinador parental.  

Cuando las parejas se comprometen y se juran amor eterno, nunca se imaginan que las cosas pueden no salir del todo bien a lo largo de la relación. La situación no sería de lo más preocupante si de esta relación formara parte solamente la pareja.

El principal problema se da cuando, producto de esta pareja, nos encontramos con niños y niñas en medio del conflicto familiar. Sin importar la edad de los mismos, siempre será un tema más que delicado.

Es posible que el conflicto que se haya generado se logre solucionar de una manera pacífica, rápida y efectiva, y sin solicitar la intervención de la justicia. Pero la realidad es que esto no suele suceder y, producto de ello, comenzarán a involucrarse diferentes personas que, si otro fuese el contexto, no serían parte del proceso.

Al ser un tema de gran importancia, vamos a ver algunos detalles respecto de la figura del coordinador parental y lo que ella conlleva.Padres con su hijos después de una discusión pensando en buscar un coordinador parental.

¿Qué es el coordinador parental?

Cuando las parejas entran en conflictos graves y estos recaen en la justicia, comienzan a tomar gran relevancia otros parámetros. Uno de los caminos alternativos que se les ofrece a los padres es la coordinación parental. Este sistema tiene como principal objetivo preservar la salud mental de los niños y niñas involucrados en el proceso.

El coordinador parental, que es quien se ocupa de llevar a cabo el procedimiento de coordinación, podrá ser designado de manera unilateral por el Juez de primera instancia e instrucción. También podrá formar parte del procedimiento si ambas partes acuerdan de manera conjunta su participación.

Como hemos visto, la labor del coordinador parental se focaliza únicamente en los niños y niñas que se encuentran involucrados en el conflicto. La función es asesorar de la mejor manera posible a ambos padres y lograr el mejor convenio regulador parental posible, dadas las circunstancias.

En resumen, su misión es la de lograr que ambos padres dejen por un momento sus diferencias y conflictos para atender de manera correcta y efectiva las necesidades fundamentales de sus hijos.

El nacimiento de esta figura se remonta a muchos años atrás en el tiempo, pero en España se empezó a utilizar en algunas sentencias de conflictos familiares durante el año 2012. Desde ese momento, y hasta hoy en día, esta figura ha ido tomando gran relevancia hasta convertirse en un pilar fundamental dentro de los conflictos familiares.

¿Con qué conocimientos y aptitudes debe contar el coordinador parental?

Actualmente, la figura del coordinador parental se encuentra por encima de la figura del mediador. Aquella persona que desempeñe la función deberá tener conocimientos muy especializados y profundos respecto del Derecho de Familia. También deberá contar con habilidades fundamentales de mediación.

Es una posición de suma exigencia, ya que también se recomienda que el coordinador parental disponga de buenos conocimientos en Psicología e Intervención Social. La intervención del coordinador puede ser duradera, pues su función dentro del procedimiento podrá extenderse hasta un máximo de 6 meses.Padres discutiendo con su hijo en medio en busca de un coordinador parental.

Además de las funciones mencionadas, el coordinador parental deberá lograr que la sentencia judicial interpuesta por el Juez se lleve a cabo de manera efectiva por ambas partes. Es decir, que podrá entrevistarse con el entorno del menor cuantas veces sea necesario, con el objetivo de que se respete la custodia y el régimen de visitas establecido.

Nociones finales del tema  

Los conflictos familiares nunca serán un tema delicado, pero con la implementación de este tipo de figuras dentro del procedimiento, su resolución puede ser más rápida, efectiva y sobre todo menos perjudicial para los niños y niñas involucrados.

Lo ideal es lograr un acuerdo entre las partes sin tener que recurrir a la justicia, pero si esto no se pudiese lograr, lo más sensato es que ambas partes se lo tomen con la mayor calma posible y siempre pensando en el bienestar de sus hijos.