El bautizo. Claves sobre cómo conseguir la celebración 10 para tu bebé.

Cómo organizar el bautizo de tu bebé de la mejor manera

El bautizo constituye un sacramento de la iglesia católica

¿Quieres hacer un bautizo que todos recuerden? ¿No sabes a qué debes prestar atención para tenerlo todo bajo control? Organizar un bautizo puede ser muy divertido, siempre y cuando tengas claros los pasos que dar. Sigue las pautas que te marcamos y el bautizo de tu bebé será la celebración que esperas que sea.

El bautizo es un acto que representa mucho más que el acercamiento del niño a las creencias de sus padres. Un bautizo constituye la carta de presentación del niño a la sociedad, por lo que muchas veces se genera gran presión a la hora de organizarlo.

Actualmente el bautizo de un bebé se ha convertido en un acontecimiento que puede llegar a estar a la altura de la celebración de una boda. De hecho, prácticamente contamos con los mismos elementos en los dos eventos. Pero no hay que perder la perspectiva. Un bautizo no es una boda. Es importante conocer los límites entre un bautizo perfecto y la celebración de una fiesta llena de excesos.

Presta atención a las claves que te mostramos sobre cómo organizar un bautizo de la mejor manera.

Consejos para un bautizo 10

  • Invitados. Recordad que el protagonista es el bebé, y las grandes concentraciones de gente intentando cogerlo, haciéndole fotos o simplemente estando a su alrededor pueden ponerle algo nervioso o hacer que esté inquieto. Seleccionad bien cuántas personas queréis que os acompañen en este día.
  • Traje de bautizo. Dependiendo de las características de la celebración, moderna o tradicional, podremos elegir entre un tipo de traje u otro. El traje de cristianar, el más tradicional de todos, consiste en un faldón y un gorrito para el bebé. Muchas familias se deciden por trajes de cristianar que han pasado por generaciones anteriores, lo cual puede ser un acierto a la hora de añadir un detalle sentimental. También se han puesto de moda otro tipo de trajes más modernos, pensados para niños más mayores o para aquellos padres que no quieren usar los trajes de siempre.

Elegir el traje de bautizo para tu hijo es importante para preparar este día tan especial

  • Celebración. Punto decisivo que marca el bautizo. La tradición ha sido la de celebrar el bautizo con una comida o una cena después de la ceremonia. Se pueden organizar bautizos que siguen la línea de las bodas, en los que se invita tanto a familiares como a amigos, y en los que se incluyen candy-bar, fotógrafo o fuentes de chocolate como añadidos a la comida o la cena de celebración. También encontramos, en el lado opuesto, celebraciones más sencillas, que unen a los más allegados para el acto bautismal seguidos de una comida, cena o cocktail.
  • Regalos. En los bautizos, al igual que en las bodas o las comuniones, no solo recibe regalos el niño, sino que también se considera una tradición que los padres den un detalle a los invitados como recuerdo del bautizo. Puede ser lo que más os guste, pero recordad siempre que se trata solo de eso, un detalle.
  • Edad. Aunque tradicionalmente el bautizo de un bebé se hacía antes de que el niño cumpliera 6 meses, ahora no hay límites en cuanto a la edad, por lo que podemos ver bebés de pocos meses siendo bautizados o niños de 1,2 o 3 años caminando hacia la pila bautismal. Los faldones de los trajes de bautizo suelen hacerse con medidas que corresponden a niños que no exceden de los 6 meses, así que si queréis que vuestro hijo se bautice con el traje tradicional, calculad bien la edad y el tamaño de vuestro bebé.

Preparar todo para el bautizo de tu hijo te hará sentir más feliz

  • Padrinos. Los padrinos del bautizo no tienen por qué ser dos, aunque es tradición hacerlo de esta manera. Eso sí, si escogéis dos personas, deben ser un hombre y una mujer, ya que el protocolo canónico así lo exige. La función de los padrinos es, actualmente, garantizar el acompañamiento al bebé en su crecimiento, además de ser los responsables, a ojos de la institución eclesiástica, de educar al niño en los valores de la religión cristiana en caso de faltar los padres.
  • Presupuesto. Muy recomendable establecer un presupuesto máximo para el bautizo. Ajustar los gastos os ayudará a controlar  en qué os gastáis el dinero y a llevar un registro de todo lo que estáis organizando. Actualmente, se pueden realizar bautizos low cost, que se limitan a una ceremonia seguida de un pequeño cocktail.

Qué NO hacer a la hora de organizar el bautizo de tu hijo

  • No olvidar quién es el protagonista de la celebración. Los bebés llevan su ritmo propio, así que intentad buscar la mejor forma para tener un día increíble ajustando al máximo todo lo que queréis hacer con los horarios de rutina de vuestro bebé.
  • No tiene que arruinaros. Los bautizos pueden tener el coste que uno quiera. Os recomendamos estar pendientes de lo que os queréis gastar, para no sobrepasar el presupuesto que hayáis acordado.