5 consejos para ayudar a tu bebé a dormir en verano

Lograr que tu pequeño descanse bien en las vacaciones es todo un desafío. En este artículo te damos algunos consejos para ayudar a tu bebé a dormir en verano
5 consejos para ayudar a tu bebé a dormir en verano
Marcela Alejandra Caffulli

Revisado y aprobado por la pediatra Marcela Alejandra Caffulli.

Escrito por Yesibeth Rincón

Última actualización: 19 agosto, 2022

Que tu niño duerma bien y descanse durante la temporada de vacaciones podría resultar un poco complicado, puesto que es la época en la que se acostumbra a viajar, a pasear en familia o a visitar amistades. De este modo, con el cambio de hábitos suele afectarse la calidad del sueño. En este artículo, te damos algunos consejos para ayudar a tu bebé a dormir en verano.

El sueño del bebé es tan importante para su crecimiento y desarrollo como lo es su alimentación. Al salir de casa en este verano, trata de mantener sus rutinas, sus horarios y sus comodidades. También, intenta refrescar los espacios donde dormirá, de manera que puedas brindarle el confort que necesita para descansar bien. ¡Sigue leyendo y apunta!

Consejos para ayudar a tu bebé a dormir en verano

A continuación, te damos una serie de consejos a seguir para que puedas ayudar a tu bebé a dormir mejor en estos días de verano, cuando las rutinas de las familias varían y, por ende, el sueño del pequeño puede verse afectado.

1. Mantén la rutina para dormir

Si te vas de viaje o vas a estar varios días fuera de tu casa, mantén el ritual de sueño de tu bebé. Ponle la pijama, dale el biberón, apaga la luz, cántale y duérmelo según sea el hábito que hayas creado. Esto hará que el bebé se sienta seguro y protegido, pese a que su entorno ha cambiado.

Mantener la rutina de sueño del bebé es clave para su buen descanso en el verano. Llevar el cochecito y su juguete favorito es una excelente opción.

2. Respeta los horarios, pero flexibiliza

Aunque estés de paseo, en lo posible, respeta los horarios de sueño del bebé, tanto en la noche como sus respectivas siestas. De todos modos, podrías flexibilizar un poco el momento de ir a la cuna. No se trata de resignar paseos ni de dejar de lado algunas actividades que se quieren hacer en esta época, pero tampoco de desajustar abruptamente toda la rutina que llevamos adelante durante el año. Estos son algunos consejos a tener en cuenta:

  • Llevar el coche del niño: esto te ayudará mucho a que puedas acostarlo mientras estás en la playa o de compras en un centro comercial. Respetar el sueño diurno hará que el pequeño duerma mejor de noche.
  • No cambiar muy seguido el horario: en las vacaciones estivales las cenas o las salidas por la noche tienden a extenderse más de lo habitual, por lo que es muy probable que tengas que dormir un poco más tarde al bebé. Si lo haces de vez en cuando no le afectará demasiado, pero si se hace costumbre, se volverá complicado retomar las horas de sueño del pequeño.
  • Modificar el horario de manera gradual: en caso de que requieras estirar su horario nocturno, haz el cambio de forma progresiva, con un retraso de solo una hora. Por ejemplo, si lo acuestas a las 19 horas, comienza a hacerlo a las 20 horas, y así sucesivamente hasta que se adapte al nuevo horario.

3. No cambies su manera de dormir

Para ayudar a tu bebé a dormir mejor en este verano, lo más recomendable es que no le cambies su manera de dormir. Acuéstalo de lado o boca abajo, igual que como lo haces en tu hogar. Esto también incluye el uso de peluches, de mantas o de las cobijas que lo acompañan en su cuna durante el sueño. Si tu pequeño duerme con un juguete en especial, mételo en la maleta de viaje, ya que contribuirá a que se sienta como en casa.

4. Refresca el espacio de descanso

Otro consejo para ayudar a tu bebé a dormir en verano será refrescar los espacios donde dormirá. En esta temporada, las altas temperaturas causan malestar al bebé, por lo que se vuelve irritable, sudoroso y, en consecuencia, presenta dificultades para dormirse.

Refrescar la habitación con ventiladores o si puedes encender un aire acondicionado será mucho mejor para el bebé. De todas formas, trata de que el aire no le llegue directo a la cuna porque podría resfriarse. Otro truco que puedes aplicar es cerrar las ventanas y bajar las persianas durante las horas centrales del día, lo cual hace que el cuarto no alcance temperaturas muy elevadas.

No te olvides de vestir cómodamente al niño a la hora de dormir. Puedes ponerle camisetas ligeras de algodón que facilitan la transpiración. Además, si no es necesario, no lo arropes. Su temperatura corporal te indicará si tiene frío o calor.

Darle un baño con agua tibia antes de acostarlo ayudará al bebé a relajarse y a descansar mejor. También puedes practicarle un suave masaje.

5. Prueba algún método relajante

Para ayudar a tu bebé a dormir mejor este verano, prueba algún método relajante antes de acostarlo, como darle un baño o un suave masaje. Llenarle la bañera con agua tibia una hora antes de irse a la cuna hará que baje su temperatura corporal, que se relaje y que mejore la calidad de su sueño.

Logra que tu bebé duerma bien en verano

Sigue estos consejos y logra que tu bebé tenga sueños reparadores en los calurosos y movidos días de verano, en los que se une el descanso con los paseos y la diversión. No se trata de seguir horarios al pie de la letra, pero sí puedes mantenerle su rutina con cierta flexibilización. Igualmente, fíjate bien en las señales de sueño del niño. Esto te ayudará mucho al momento de su siesta o de su sueño nocturno.

Te podría interesar...
¿Por qué es importante que los niños duerman siesta en verano?
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
¿Por qué es importante que los niños duerman siesta en verano?

Es importante mantener la siesta de los niños durante el verano para que estén descansados, activos y de buen humor.