4 alimentos prohibidos en bebés antes de los 2 años

Te vamos a enseñar los alimentos que no se pueden introducir en la dieta de los más pequeños antes de los 2 años. Así, podrás proteger su salud a corto y a medio plazo.
4 alimentos prohibidos en bebés antes de los 2 años
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias.

Última actualización: 27 junio, 2022

Es importante cuidar la dieta de los bebés para asegurar un buen desarrollo. Por eso, hay que saber que existen algunos alimentos prohibidos, que no deben ofrecérseles antes de los 2 años. Bien porque pueden provocar atragantamientos o bien, porque pueden provocar riesgos en la salud a mediano plazo.

Antes de comenzar es fundamental mencionar que resulta clave plantear una dieta variada y ligeramente hipercalórica en los primeros años de vida. Un déficit de nutrientes esenciales en esta etapa podría poner en riesgo el buen funcionamiento del organismo y provocar alteraciones en el crecimiento y en el desarrollo de los niños.

Dicho esto, presta atención a cuáles son los comestibles que debes evitar a toda costa.

Conoce cuáles son los alimentos prohibidos para bebés antes de los 2 años

A continuación, te vamos a enseñar cuáles son los alimentos prohibidos para los bebés antes de los 2 años y por qué. Es crucial evitar su inclusión en la pauta, ni siquiera en pequeñas cantidades.

1. Miel

Tarro de miel.
La miel es un comestible lleno de nutrientes y que ofrece muchos beneficios a la salud, pero debe evitarse en los lactantes y niños pequeños por el riesgo de botulismo.

Antes del primer año de vida, la ingesta de miel puede derivar en una patología potencialmente grave llamada botulismo del lactante, tal como evidencia una investigación publicada en la revista Lakartidningen.

El organismo de los más pequeños no está preparado para procesar la toxina de la bacteria Clostridium botulinium, la cual suele colonizar a este producto alimenticio.

Tampoco conviene incluir la miel en la dieta de los niños menores de 2 años, pues a esta altura se podría incrementar el riesgo de que los bebés desarrollen alergia al polen. Además, la textura untuosa aumenta la probabilidad de atragantamiento.

2. Cucherías

El consumo de grandes cantidades de azúcar durante la infancia incrementa el riesgo de desarrollar enfermedades metabólicas a mediano y a largo plazo. Por este motivo, hay que limitar muchos la presencia de los comestibles de elevado índice glucémico, como los carbohidratos simples.

Por otra parte, las golosinas cuentan con una serie de aditivos que pueden perjudicar a la microbiota de los más pequeños. Son comestibles que aportan calorías “vacías”, por lo que es importante evitar su consumo durante las primeras etapas de la vida. A partir de aquí, lo mejor es comer chucherías con mucha moderación.

3. Frutos secos enteros

Los frutos secos son alimentos muy saludables, pues aportan una buena cantidad de proteínas y de grasas de alta calidad. También concentran micronutrientes, como el hierro, el zinc o el calcio.

Sin embargo, presentan un elevado potencial alergénico, por lo que no se deben incluir en la pauta dietética de los niños si existiesen antecedentes de atopia.

Asimismo, hay que destacar que cuando se ofrecen enteros pueden llegar a generar atragantamientos, debido a su dureza. Por eso, en los bebés y niños pequeños, es posible aprovechar los nutrientes de estos comestibles ofreciéndolos molidos o como harinas.

4. Refrescos

Con los refrescos sucede algo similar a lo que comentamos de las chucherías. Son bebidas que no aportan nada bueno desde el punto de vista nutricional y que, para peor, concentran una cantidad excesiva de azúcares simples y de aditivos artificiales. Por este motivo, cuanto menos se consuman, mejor.

En el caso de los niños, acostumbrarlos desde pequeños a la presencia de refrescos y bebidas carbonatadas en la pauta puede ser verdaderamente nocivo para la salud.

Evita los alimentos prohibidos para niños menores de 2 años en la dieta

Como has podido comprobar, existen una serie de alimentos que están prohibidos para niños menores de 2 años. En su gran mayoría, son comestibles que no cuentan con elevada densidad nutricional y que se podrían englobar dentro del grupo de los ultraprocesados industriales. Conviene evitarlos en la pauta dietética de casi cualquier persona.

No te olvides de que optimizar la alimentación durante las primeras etapas de la vida se considera primordial. Es clave promover una serie de buenos hábitos y costumbres que se puedan mantener con facilidad según vayan pasando los años. De hecho, las buenas rutinas implementadas en la infancia generan una buena base a la hora de evitar el desarrollo de patologías en un futuro.

Te podría interesar...
2 recetas con arroz saludables para niños
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
2 recetas con arroz saludables para niños

El arroz es un excelente alimento para los niños que resulta fácil de preparar y que aporta buena cantidad de energía.



  • Wikström, S., & Holst, E. (2017). Spädbarnsbotulism – skäl att inte ge honung till barn under ett år [Infant botulism – why honey should be avoided for children up to one year]. Lakartidningen114, ELMF.
  • Fidler Mis, N., Braegger, C., Bronsky, J., Campoy, C., Domellöf, M., Embleton, N. D., Hojsak, I., Hulst, J., Indrio, F., Lapillonne, A., Mihatsch, W., Molgaard, C., Vora, R., Fewtrell, M., & ESPGHAN Committee on Nutrition: (2017). Sugar in Infants, Children and Adolescents: A Position Paper of the European Society for Paediatric Gastroenterology, Hepatology and Nutrition Committee on Nutrition. Journal of pediatric gastroenterology and nutrition65(6), 681–696. https://doi.org/10.1097/MPG.0000000000001733