¡A mi hijo le fascinan los dinosaurios!

Óscar Dorado 24 abril, 2018
Aviones, princesas, animales, unicornios... las aficiones de los niños evolucionan según la edad. En los chicos en particular, el interés por los dinosaurios es enorme. ¡Descubre por qué tu hijo está tan fascinado por estas criaturas!

Los niños sienten pasión por los dinosaurios. De hecho, es muy común verles manipulando la colección de juguetes que incluyen infinidad de modelos existentes en el mercado.

Y es que los dinosaurios son un mundo en sí mismos. Existían especies muy variadas: algunas eran diminutas, otras enormes, había muchas carnívoras, otras herbívoras, etc.

En la actualidad, este mundo fascina a personas de todas las edades, incluyendo a los niños. Esta pasión por los dinosaurios a menudo proviene de las películas y de los libros. Su aspecto de dragón enciende la imaginación de los más pequeños e incluso la de los mayores, como en películas tan espectaculares como Jurassic Park.

A pesar de que la ciencia moderna ha derribado muchos mitos sobre los dinosaurios, estos animales de la antigüedad continúan trabajando la imaginación de niños y adultos. Por ello, vamos a descubrir juntos en este artículo los aspectos que provocan que los dinosaurios fascinen a tu hijo.

¿Por qué los niños sienten pasión por los dinosaurios?

1.- Sueñan con ser tan fuertes como ellos

Los dinosaurios son conocidos por ser poderosos, feroces, casi invencibles y capaces de defenderse. ¡Seguro que a tu hijo le parecería genial ser como ellos!

Ten en cuenta que, para los niños, que están comenzando a descubrir el mundo, estas cualidades son muy admiradas y deseadas. Toman como ejemplo aquellas criaturas que saben cómo defenderse e intentan imitarlas con el deseo de llegar a ser tan poderosos.

Cuando juegan e imaginan ser un verdadero dinosaurio, se trata de una forma de experimentar con estas cualidades y expresar muchas facetas de su personalidad, aún en construcción.

Los libros son excelentes recursos para que los niños aprendan sobre dinosaurios.

2.- Encuentran la historia de su desaparición muy intrigante

La admiración de los niños por los dinosaurios también proviene de su repentina e inexplicable desaparición. Esto sigue siendo un fenómeno que fascina a personas de todas las edades, pero sin duda, deja al pequeño boquiabierto y con preguntas sin resolver.

Los dinosaurios tienen el mismo carácter que los animales míticos; se convierten en personajes de películas de ciencia ficción. No son animales reales, como lobos, ni criaturas puramente imaginarias, como pueden ser los dragones.

Tienen un estado propio en el imaginario de los niños. Son seres que han existido, pero con una peculiaridad fundamental: han desaparecido.

“Largo es el camino de la enseñanza por medio de teorías; breve y eficaz por medio de ejemplos”
–Séneca–

3.- Se sienten orgullosos de ser unos expertos

Es posible que hayas escuchado hablar de la historia que sucedió en el Museo de Historia Natural de Londres, en la cual admitieron haber confundido la leyenda de un dinosaurio, gracias a un niño de 10 años.

La familia y el pequeño visitaron el museo y, casualmente, el niño de 10 años notó un error en el nombre de uno de los dinosaurios. Él lo denunció a un funcionario del museo y, después de verificarlo, la galería reconoció su error.

En ese sentido, los niños se sienten orgullosos de poder impresionar a sus padres con nombres de dinosaurios extremadamente complicados. Todos los conocen por su nombre y coleccionan libros y figuras; además, se quedan pegados a los documentales que cuentan la vida de los dinosaurios.

A menudo te sorprenderás por el conocimiento de tu hijo. Esta satisfacción aumentará el interés de tu niño en el mundo de los dinosaurios.

4.- Los ven como testigos del pasado

Los dinosaurios representan el pasado. Un tiempo alejado a papá, mamá y abuelos que se les escapa, ya que no pueden medir este salto temporal.

Esto hace que el niño se pregunte sobre los orígenes del mundo, cómo era la Tierra, quiénes fueron los primeros hombres, entre otras cuestiones.

El niño que está interesado en los dinosaurios entiende que pertenece a un universo mucho más grande que la familia. Es algo positivo, estimulante y tranquilizador para él.

Los dinosaurios despiertan fascinación en los más pequeños.

5.- No tienen miedo

La fascinación de los niños con estas criaturas se debe principalmente al hecho de que ya no existen. Estos vivieron en un momento en que el hombre aún no existía, por lo que sus conflictos eran ajenos a los nuestros.

El hecho de que estos animales no sigan viviendo en la actualidad es sumamente tranquilizador para tu hijo. Saben que es poco probable que estos monstruos del pasado lo ataquen a pesar de la presunta agresividad de la mayoría de ellos.

Por último, ten en cuenta que sus intereses suelen ser puntuales; solo tienes que observar que los juguetes que quiere para uno de sus cumpleaños no sobreviven hasta el año siguiente. Así que no te preocupes por la adicción de tu hijo a estas criaturas.

Además, incluso un interés pasajero es un buen entrenamiento para tu pequeño. Ciertamente, le permite explorar sobre la vida, alentar su creatividad, adquirir muchos conocimientos y despertar la curiosidad. ¡Quién sabe si un día tu hijo será un experto arqueólogo especializado en criaturas prehistóricas!

Te puede gustar