9 síntomas que indican que sufres depresión y ansiedad postparto

1 noviembre, 2016

Es muy alarmante el aumento de las mujeres que sufren de depresión y ansiedad. La depresión es especialmente femenina, ya que para un hombre depresivo hay dos mujeres con depresión. Las mujeres  que la sufren deben reconocer que tienen un problema para poder buscar ayuda.

Este tipo de enfermedades suelen ser más comunes de lo que se piensa. Los síntomas pueden presentarse de diferentes formas. Una persona no necesariamente puede tener todos los síntomas a la vez. El 10% de la población sufre de depresión en los distintos grados.

¿Causas de la depresión y ansiedad?

No hay causa que la determine, sino una combinación de factores que determinan este trastorno. Los investigadores resaltan puede significar un riesgo importante, si se sufre de depresión o ansiedad en el embarazo.

Es entendible por un lado, que la mujer se sienta vulnerable después de tener a un bebé. Esto puede deberse a distintos factores hormonales. Se tiene entendido que un 80% de las mujeres han experimentado cierta tristeza después de dar a luz. Al parecer esta es una reacción emocional, la cual puede permanecer por una semana.

Sin embargo, cuando ya los síntomas tienen al menos dos semanas, puede ser diagnosticada depresión de postparto. Esto tiene cura si se identifican los síntomas de manera temprana.

Comúnmente las madres se sienten mucho mejor al descansar un poco. En tal sentido, todo puede mejorar si la madre tiene ayuda para cuidar al bebé. Cuando la depresión y ansiedad se prolongan puede significar un riesgo tanto para ella como para el bebé. A veces este problema puede afectar la relación de la mujer con los demás.

depresion-posparto

Síntomas de la depresión y ansiedad posparto

Es importante saber la diferencia entre los cambios emocionales normales después del embarazo y las situaciones que no lo son. La sociedad hace que se torne difícil de admitir y enfrentar los sentimientos negativos que se crean en la maternidad. Por eso a muchas madres se les niega la posibilidad de que expresen sus sentimientos de rabia, enojo o frustración.

Puede ser muy difícil de entender para las personas en su entorno, poder distinguir cuando en realidad la parturienta requiere más apoyo. Para identificar las verdaderas razones de preocupación, es necesario observar los siguientes síntomas.

Dificultad para dormir

De tanto pensar en las cosas negativas, resultará difícil concebir el sueño. Sobre todo si el bebé se despierta durante la noche y la madre no tiene ninguna ayuda. Puede también que la madre le sucede lo contrario, que duerma mucho. Cualquiera de los dos extremos es malo, no es posible.

Llanto

Las madres pueden sentirse tristes periódicamente. Es entendible durante los primeros meses después de dar a luz. Pero si la mujer está llorando todo el día, varios días seguidos sin motivo alguno, se debe poner en contacto con un especialista.

 El enojo

Sentirse irritada, sin paciencia, fuera de control, es recurrente. En algunos casos el enojo puede ser una barrera para esconder el miedo y la vulnerabilidad que se tiene. Las mujeres después del embarazo sienten que nadie las comprende y esto conlleva al enojo.

Pérdida de interés en actividades que antes eran agradables

Es frecuente no querer hacer nada, a lo mejor por agotamiento, por estrés, tristeza. El desánimo puede resultar grave si no se trata desde temprano.

Dificultad en la concentración

Esto puede tener relación con la pérdida del interés en las cosas que antes parecía agradable. Tal vez con la nueva experiencia de tener a un hijo, de tanta cosas que debe aprender a veces la concentración no es muy buena. Olvido de algunas cosas, de palabras, ni siquiera son capaces de tomar una decisión.

Cambios de hábitos alimenticios

 La depresión y ansiedad hacen que la mujer coma de manera exagerada sin detenerse, o disminuya su alimentación. Cada mujer es distinta, pero los trastornos alimenticios son recurrentes en esta etapa.

Cansancio

Las mujeres que no tienen un apoyo en sus necesidades y las del bebé se sienten agotadas, cansadas. Por lo general creen que la situación nunca acabará y se sienten débiles. En estos casos el cansancio es motivado por su problema emocional.

depresion-pospartoMiedo

Las mujeres pueden llegar a sentir que el miedo y la confusión se apoderan de ellas. El no saber lo que está pasando con todas las cosas nuevas a experimentar, provoca más ansiedad.

También sienten miedo de no ser capaces de ser una buena madre o creer que harán daño al niño. De igual manera, el temor surge por estar conscientes de tener un problema y no buscar ayuda. Este mismo sentimiento se relaciona con el temor a ser juzgada por los demás.

Inseguridad

Algunas mujeres piensan que no pueden cuidar de forma adecuada a su bebé. El sentimiento de culpa está latente, pensar que el niño estará mejor sin ella.

Al mismo tiempo puede pasar que experimenten sentimientos negativos hacia su persona. Por ejemplo, son frecuentes los casos de baja autoestima.

 

Te puede gustar