6 tips para un parto respetado

Tu hijo está por llegar y, desde luego, el momento más esperado te genera cierta angustia. No es para menos, pues es un momento tan importante como complejo. Pero sin dudas vale la pena. Por eso, en este artículo de Eres Mamá compartimos algunos consejos para un parto respetado.

Parto respetado, ¿en qué consiste?

El parto respetado es aquel capaz de garantizar un nacimiento digno. Este tipo de alumbramiento humano, cálido y afectuoso implica más que un buen trato para la futura madre. En este caso hablamos de un procedimiento profesional que respete los cuerpos de las mujeres, sus tiempos y a sus hijos recién nacidos.

Es decir, que el parto respetado supone, ni más ni menos, que la absoluta consideración de los derechos de la mujer y del niño. Asimismo, deben respetarse los deseos y necesidades de los dos actores principales de este momento. Por último, el mimo conlleva el normal desenvolvimiento de la fisiología del parto.

6 consejos para un parto respetado

  • Confía en tu cuerpo y en tu natural capacidad de parir. Tu cuerpo está especialmente diseñado para atravesar este momento con entereza. Por tanto, el parto es un acto fisiológico, natural e instintivo que toda embarazada puede emprender sin temor. ¡Relájate, todo saldrá bien y tendrás rápidamente al amor de tu vida en brazos!                                                                                                                                                                                                               parto

 

  • Mejor estar informada. Conoce cómo favorecer el parto y cómo evitar que se complique. Descubre técnicas para relajarte y calmar la angustia y ansiedad de ese instante. Solo de este modo podrás disfrutar el parto, tras derribar mitos y vencer temores infundados. Investiga el protocolo de atención del hospital donde quieres que nazca tu hijo, y las tasas de diversos métodos y prácticas típicas de este proceso.
  • Conoce tus derechos, y hazlos valer. Sin lugar a dudas hablamos del ABC para disfrutar de un parto respetado. Pues de este modo será posible aprender sobre tu salud y la del recién nacido, es decir, garantizar la protección de ambos. Por ello, este ítem también implica asumir responsabilidad a la hora de tomar decisiones. Recuerda que tienes la libertad de elegir cómo y con quién parir.
  • Las decisiones, en la palma de la mano de los protagonistas. Eres tú quien sabe qué es lo mejor para tu hijo. Por consiguiente, solo tú eres capaz de determinar qué es lo que quieres y qué no permites para este parto respetado. De este modo, escoge al profesional que más inspire confianza por su experiencia, profesionalismo y vocación. De la misma manera, debes elegir el centro de atención que consideres más adecuado para traer una nueva a este mundo. Vale la pena elegir lo mejor, más que nunca. Recuerda que se trata de un momento único e irrepetible.
parto

 

  • No dudes en expresar todo aquello que te pase. En cada una de las consultas a los profesionales pertinentes, evacua todas tus dudas. No sientas miedo ni vergüenza, es su deber como especialistas. Paralelamente, expresa tus miedos y deseos. El verdadero profesional te ofrecerá de su tiempo y paciencia para brindarte una atención acorde a tus necesidades. Incluso, luego del parto, siéntete con la libertad de agradecer o denunciar los procedimientos implementados. Así conseguirás mejoras y cambios en lo negativo, así como disponer de la mejor manera a los profesionales que se sienten orgullosos de su accionar.
  • Elige tu mejor compañero. Para un parto respetado deberías poder escoger un acompañante. En tal caso, lo mejor es que se trate de una persona idónea, que transmita calma y seguridad. Nada mejor que sentirse acompañada y a gusto con la persona que comparte el mejor y más emocionante momento de toda tu vida. Algunas madres suelen optar por sus maridos o parejas. Otras tantas, simplemente piden por la presencia de sus madres o abuelas.

El parto es uno de los momentos más maravillosos en la vida de cualquier ser humano. Allí, parte del pasado muere para abrir un presente que no deja de mirar al futuro. Aquí también el milagro de la vida se materializa en un pequeño e indefenso ser que no hace más que regalarnos toda su paz, amor y ternura incondicional.

Categorías: Embarazo Etiquetas:
Te puede gustar