3 formas de aumentar la creatividad con la tecnología

Este artículo fue redactado y avalado por la profesora Azucena Fernández
· 3 mayo, 2019
Teniendo en cuenta su importancia, es posible que te preguntes si hay algo que puedas hacer para fomentar la creatividad. Hoy vamos a ver que es posible y cómo hacerlo.

La creatividad se está convirtiendo rápidamente en uno de los rasgos más valorados del siglo XXI. Según un informe de 2018 del Foro Económico Mundial, es una de las tres habilidades que los empleadores buscarán para 2020. Aumentar la creatividad con la tecnología es algo posible que podemos utilizar en las aulas.

Además, una encuesta de IBM ha desvelado que el 60 % de los CEOs creen que la creatividad es la cualidad de liderazgo más importante hoy en día. Una gran herramienta que tenemos a nuestra disposición y que tal vez no siempre utilizamos con la mayor eficacia posible es la tecnología.

«Aunque a veces se considera que la tecnología puede ser una distracción en los entornos educativos o en el lugar de trabajo, es cierto que también tiene un gran potencial para ayudarnos a pensar de nuevas formas y así crear ideas originales.»

Si quieres saber cómo potenciar la creatividad con la tecnología o hacer que tus alumnos sean más creativos en su día a día, vamos a ver algunas formas de hacerlo. Es posible siguiendo unas sencillas pautas.

Aumentar la creatividad con la tecnología buscando las distracciones correctas

Los profesores y maestros muchas veces se quejan de que la la tecnología puede ser una distracción. Esto es porque es un hecho. Sí, puede distraer bastante. Sin embargo, cuando se trata de ser creativo, la investigación demuestra que las distracciones pueden ser algo bueno.Formas de aumentar la creatividad con la tecnología.

Un estudio realizado por neurocientíficos de la Universidad de Harvard y la Universidad de Toronto encontró que las personas con baja capacidad de evitar distracciones tienden a tener una mezcla más rica de pensamientos creativos. Distraerse puede ser bueno.

Si queremos generar ideas útiles, tanto estas personas con baja capacidad de evitar distracciones como aquellas que tengan una capacidad más alta de concentración, tienen que aprender a dejarse llevar por estas distracciones, pero también deben aprender a sintonizar con las distracciones «correctas».

En este sentido, debemos guiar a los alumnos a que, si se distraen con la tecnología (algo altamente probable), lo hagan con distracciones adecuadas. Tienen que elegir aquellas distracciones que les puedan aportar conocimiento o inspiración para el trabajo que quieren realizar.

Hay que estar abiertos a nuevas cosas

Las cosas no siempre son iguales, sino que pueden cambiar. En tecnología esto también es así, aunque lo normal suele ser que estos cambios nos causen molestias. Una característica importante de las personas creativas es la capacidad de estar abiertos a nuevas experiencias, oportunidades e ideas.

Si un día algún sitio web que suelen utilizar nuestros alumnos en clase ha cambiado, no se ve como siempre, podemos señalar en ese momento lo positivo que es esto. Probablemente, ellos tenderán a protestar y sentirse incómodos, pero es nuestra tarea enseñarles que hay que estar abiertos a nuevas experiencias.

Suaviza la línea entre aprender y jugar para aumentar la creatividad con la tecnología

Suavizar la línea entre aprender y jugar es algo que también es positivo para aumentar la creatividad con la tecnología. Entender que el trabajo y la diversión no tienen que ser mutuamente excluyentes es, en realidad, la clave para un buen equilibrio entre la enseñanza y la vida real.

Una vez que los alumnos acepten y entiendan que pueden divertirse mientras están aprendiendo, y sepan que pueden tener ideas brillantes relacionadas con lo que están aprendiendo en su tiempo de «inactividad», estarán más abiertos a nuevas formas de pensar y crear ideas.Formas de aumentar la creatividad con la tecnología.

«Así que en lugar de acercarse a la tecnología con una actitud de «esto es para educar y esto es para jugar», debemos buscar formas de usarla siempre de forma lúdica.»

Las investigaciones demuestran que el proceso creativo tiende a implicar un periodo de «incubación» o tiempo a solas. En este periodo los pensamientos pueden vagar libremente. Durante este tiempo los alumnos tendrán varias ideas: algunas buenas, otras malas, pero para ello deben tener su espacio propio.

Es decir, debemos utilizar la tecnología en clase para potenciar la creatividad, si es posible, en grupo y de forma individudal. Esto lo podremos conseguir compartiendo espacios y creando lugares propios. Es muy importante encontrar el equilibrio adecuado para lograrlo de forma efectiva.

  • World Economic Forum. The Future of Jobs Report 2018. Cologny/Geneva - Switzerland.
  • Navarro Lozano, Juan. (2008). Mejora de la creatividad en el aula de primaria. Diss. Universidad de Murcia.
  • Fisher, Robert. (2013). El diálogo creativo en el aula. Ediciones Morata, 2013.